www.melillahoy.es
Petición de un año de cárcel por robar a una chica tras darle un puñetazo y arrastrarla

Petición de un año de cárcel por robar a una chica tras darle un puñetazo y arrastrarla

El acusado fue interceptado por un joven que presenció los hechos y se bajó de su vehículo para perseguirlo e inmovilizarlo

domingo 18 de febrero de 2018, 04:00h
El sábado 10 de febrero, en torno a las 12 de la noche, una chica menor de edad fue asaltada por un joven que, con ánimo de robarle su teléfono móvil, la agredió propinándole un puñetazo en la cara, arrastrándola y llegando a morderla. Mientras sucedían los hechos, un conocido de la víctima los vio desde su coche y acudió en auxilio de la joven, persiguiendo a la carrera y dando alcance al acusado a la altura del restaurante Los Delantales, donde otros ciudadanos le ayudaron a retenerlo hasta que llegó la Policía. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado una pena de un año de prisión más el pago de una multa de 270 euros.
El sábado 10 de febrero de 2018, poco después de la medianoche, una chica volvía a su casa por la carretera que bordea el lado sur del Parque Forestal (Alfonso XIII) cuando el acusado se abalanzó sobre ella desde atrás con ánimo de robarle el móvil.
La chica, menor de edad, agarró fuertemente su teléfono móvil, evitando que el joven que se había abalanzado sobre ella se lo arrebatara, pero recibiendo una considerable cantidad de golpes en el proceso. Según declaró la joven, el acusado, en su afán por arrebatarle el teléfono, le pegó un puñetazo en la cara, la arrastró y hasta le dio un mordisco, provocándole varias lesiones de carácter leve.
En el momento de la agresión, un conocido de la joven circulaba con su vehículo por las inmediaciones, percatándose de lo que estaba sucediendo y bajándose del coche para intervenir. Ante la aparición del joven en auxilio de la víctima, el acusado salió corriendo sin haber conseguido robar nada. El joven que acudió en auxilio de la menor lo persiguió hasta darle alcance a la altura del restaurante “Los Delantales”, lugar donde otros dos hombres que allí había le ayudaron a inmovilizarlo y llamaron a la Policía Nacional, que tras recibir la alerta comisionó una patrulla que fue la encargada de detener al joven acusado.
La Fiscalía, que en un principio pedía para el acusado una pena de 22 meses de prisión por un delito de robo con violencia en grado de tentativa más una el pago de una multa de 270 euros por un delito leve de lesiones, redujo la pena hasta dejarla en un año de prisión más el pago de dicha multa de 270 euros. La defensa de adhirió a la petición de la Fiscalía.