www.melillahoy.es
La conferencia de Raad Salam Naaman, que tuvo lugar el 14 de febrero, fue organizada por la asociación Mem Guimel y subvencionada por el Instituto de las Culturas
La conferencia de Raad Salam Naaman, que tuvo lugar el 14 de febrero, fue organizada por la asociación Mem Guimel y subvencionada por el Instituto de las Culturas (Foto: Guerrero)

CPM insta al Gobierno local a disculparse por pagar la charla “de un islamófobo”

“El único responsable político de todo lo que se ha montado en las redes sociales y los medios por la visita de este señor es el Gobierno de Imbroda”

sábado 17 de febrero de 2018, 04:00h
Coalición por Melilla (CPM) instó ayer al Gobierno local a pedir disculpas a la comunidad musulmana por subvencionar una conferencia de Raad Salam Naaman, a pesar de que “es un islamófobo convencido, como él reconoce, y culpa a los musulmanes de todos los problemas del mundo”. CPM cree que “no se puede consentir” que el Gobierno melillense destine dinero público a subvencionar una actividad protagonizada por alguien que en su blog afirmó que el Islam es “el culpable principal de los crímenes” de “la gran amenaza terrorista en todo el mundo”.
“Han traído a un señor que lo único que ha venido a hacer es dinamitar la convivencia en Melilla y confrontar a los melillenses”, aseveró ayer en rueda de prensa la vicepresidenta segunda de la Asamblea y diputada de CPM, Dunia Almansouri. Por ello, pidió explicaciones al Gobierno popular, presidido por Juan José Imbroda, de cómo puede apoyar con dinero público esta conferencia en una ciudad donde casi la mitad de su población es musulmana.

Situación “crítica”
Según la diputada cepemista, la presencia de Raad Salam Naaman en Melilla para dar una conferencia sobre judaísmo, organizada por la asociación Mem Guimel y subvencionada por el Instituto de las Culturas, sociedad pública de la Ciudad Autónoma, ha provocado una “situación crítica” en las redes sociales por parte de los melillenses.
“El único responsable político de todo lo que se ha montado en las redes sociales y los medios de comunicación por la visita de este señor es el Gobierno de Imbroda”, afirmó Almansouri, en cuya opinión debería haber sido “muy consciente de la gente que trae o no a Melilla”.
A su juicio, este tipo de cuestiones “son reprobables desde cualquier óptica que se mire” porque supone invitar a Melilla a “una persona que incita al odio en contra de una parte de la población” y “lanza mensajes de odio hacia una religión concreta” porque “llama a los musulmanes terroristas y generaliza hacia todos”.