www.melillahoy.es
Condenado a pagar 2.160 euros de multa por causar un accidente al conducir drogado

Condenado a pagar 2.160 euros de multa por causar un accidente al conducir drogado

El joven, acusado de un delito contra la seguridad vial, dio positivo en las pruebas de cocaína, benzodiazepinas y cannabis

lunes 19 de febrero de 2018, 04:00h
El uno de mayo de 2016, sobre las 14:25 horas, hubo un accidente de tráfico en la calle Castelar al producirse un alcance entre el vehículo del acusado, que iba conduciendo bajo el efecto de los estupefacientes, y el vehículo de la perjudicada, embarazada de 5 meses. El acusado ha reconocido los hechos y, consecuentemente, ha sido condenado a pagar 2.160 euros de multa y a 2 años de privación del permiso de conducir.
El primero de mayo de 2016, sobre las 14:25 horas, el acusado conducía su vehículo por la calle Castelar cuando tuvo una colisión por alcance con otro vehículo.
El vehículo con el que el acusado chocó estaba siendo conducido por una mujer embarazada a la que el impacto le provocó daños en las cervicales. La lesión sufrida hizo necesario que la perjudicada llevara collarín.
La mujer, embarazada de 5 meses, tuvo lesiones que tardaron en sanar 35 días, 28 de ellos impeditivos.
Cuando los agentes se personaron en el lugar de los hechos, realizaron al acusado las pertinentes pruebas de alcohol y drogas, dando éste positivo en hasta tres sustancias, tetrahidrocannabinol (THC o cannabis), cocaína y benzodiazepinas (calmantes como el alprazolam, el diazepa, -valium- o el lorazepam).
Debido a que el acusado había dado positivo en el control de drogas, fue detenido y puesto a disposición judicial acusado de un deslito contra la seguridad vial y un delito de lesiones imprudentes.
El acusado, para el que el Ministerio Fiscal pedía inicialmente un total de 3.240 euros de multa y cuatro años de retirada del permiso de conducción, reconoció los hechos delictivos que se le imputaban y por ello la acusación le aplicó una rebaja de condena.
Finalmente, el acusado fue condenado al pago de una multa de 2.160 y a 2 años de retirada de permiso de conducción. Los daños al vehículo con el que colisionó (575 euros) y la indemnización por las lesiones (675 euros) corrieron a cargo de la aseguradora del acusado, por lo que la perjudicada no reclamó.