www.melillahoy.es
Le piden un año de cárcel por golpear y amenazar con un cuchillo a su pareja

Le piden un año de cárcel por golpear y amenazar con un cuchillo a su pareja

El acusado niega los hechos y afirma que “nunca jamás” ha tenido relación sentimental alguna con la denunciante

viernes 16 de marzo de 2018, 04:00h
En la madrugada del pasado jueves 8 de marzo, en un piso de la calle Nápoles, un hombre y una mujer tuvieron una fuerte discusión que desembocó en una denuncia por lesiones en el ámbito de la violencia de género. Según la acusación, ambos implicados eran pareja y, durante la discusión, el acusado pateó a la denunciante y llegó a amenazarla con un cuchillo, hiriéndola superficialmente en el cuello. El acusado, por su parte, niega los hechos y dice no mantener relación sentimental alguna con la supuesta víctima. El Ministerio Fiscal ha interesado la imposición de una pena de un año de prisión para el acusado.
El pasado día 8 de marzo, sobre las 5 de la madrugada, se produjo una fuerte discusión en un piso situado en la calle Nápoles (frente a la Espiguera), que derivó en una denuncia por violencia de género.
Según declaró la víctima, ella y su pareja, con la que sostiene que convivía desde hace un año, habían salido “de cubatas” con unos amigos. Al volver a la casa, el acusado comenzó a preparar sus maletas (se iba de viaje a la península esa misma mañana), y “se puso a quemar cocaína”. Ante esto, la denunciante le habría increpado, diciéndole “te vas de viaje, ¿y si te pillan?”, a lo que el acusado habría respondido con agresividad, llamándola “zorra” y diciéndole que eso era asunto suyo.
En este momento, según la denunciante, la discusión se convirtió en violencia, toda vez que el acusado supuestamente la tiró al suelo, le pateó la cabeza y se dirigió a ella con un cuchillo, llegando a ponérselo en el cuello (causándole lesiones superficiales).
La mujer, quien declaró haber tenido varios embarazos infructuosos durante la relación (el último “lo perdió” del miedo, según afirmó), huyó en dirección al baño, encerrándose en el interior, aunque el acusado “reventó” el pestillo de un golpe.
Tras conseguir salir corriendo del domicilio, la mujer interpuso la denuncia.

“No somos pareja”
El acusado, por su parte, negó haber sido nunca pareja sentimental de la denunciante, “éramos amigos, ella iba y venía, cuando la echaban de donde estaba; antes de vivir en mi piso ya había vivido en Marruecos y en otros tres pisos más”, declaró.
Si bien el acusado admitió haber mantenido una discusión con la denunciante, motivada por que se iba de viaje esa misma mañana, negó haberse aproximado “a menos de 60 centímetros” de ella, y dijo que la mujer perdió los nervios, se autolesionó con un cuchillo y le amenazó con denunciarle por maltrato.
Según el acusado, eran compañeros de piso desde noviembre, y antes de la discusión que desembocó en la denuncia ya habían tenido otra, delante de unos amigos, “porque ella había bebido de más y quería conducir mi coche”, a lo que él se negó.
El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de un año de prisión más tres años de alejamiento a un mínimo de 200m de la víctima y el pago de 180 euros en concepto de responsabilidad civil.
La defensa, en base a las “graves contradicciones” en el testimonio de la denunciante y a la compatibilidad de las lesiones con una autolesión, solicitó la libre absolución de su patrocinado.