www.melillahoy.es
6 meses de prisión por forzar un coche y robar en su interior

6 meses de prisión por forzar un coche y robar en su interior

Una patrulla de la Policía Nacional le vio en el interior del coche y lo interceptó cuando trataba de darse a la fuga

viernes 23 de marzo de 2018, 04:00h
El 8 de noviembre de 2016 un ciudadano marroquí en situación irregular forzó un vehículo rompiendo la ventanilla delantera izquierda para introducirse en su interior con el objetivo de robar. El acusado fue “cazado” por una patrulla de la Policía Nacional en el interior del coche y trató de darse a la fuga -sin éxito- cuando los agentes le dieron el alto. El propietario del vehículo pudo recuperar todos los efectos sustraídos y no reclamó por los daños, que fueron cubiertos por su compañía aseguradora. El acusado, para el que en principio se pedían 2 años de prisión, no se personó en el juicio y su defensa se adhirió a la petición final de la Fiscalía: 6 meses de cárcel.
El 8 de noviembre de 2016, en torno a las cuatro de la madrugada, se produjo un robo en el interior de un vehículo estacionado en la Avenida Reyes Católicos.
Según el Ministerio Público, el acusado rompió la ventanilla delantera izquierda del vehículo, un Suzuki Vitara, para posteriormente acceder al vehículo y hacerse con cuanto hubiera de valor en el interior del mismo.
Una patrulla de la Policía Nacional que se encontraba patrullando por la zona vio al acusado en el interior del vehículo y los agentes procedieron a darle el alto. Haciendo caso omiso de las indicaciones de los agentes, el acusado trató de darse a la fuga, si bien terminó siendo interceptado por los agentes, quienes comprobaron que llevaba encima enseres personales pertenecientes al dueño del vehículo forzado.
El propietario del vehículo, que se encontraba durmiendo en su domicilio, declaró haber sido llevado al lugar de los hechos por los agentes, quienes le dijeron que habían “pillado” al acusado en el interior del vehículo; “lo vi detenido, estaba en muy mal estado, tenía un corte en la mano y sangraba mucho”, declaró.
El perjudicado recuperó todos sus efectos personales y no reclamó por los daños producidos al vehículo, toda vez que fueron cubiertos por su aseguradora.
El juicio, que se celebró en ausencia del acusado (un ciudadano marroquí en situación irregular sin antecedentes penales), finalizó con una rebaja de las pretensiones de la Fiscalía -que en principio solicitaba 2 años de prisión- hasta una pena mínima de 6 meses de prisión por un delito de robo con fuerza, adhiriéndose la defensa a dicha petición.