www.melillahoy.es
Piden 21 meses de cárcel a 7 acusados por una estafa para conseguir móviles

Piden 21 meses de cárcel a 7 acusados por una estafa para conseguir móviles

Supuestamente abrían contratos falsos para hacerse con móviles de alta gama y posteriormente revenderlos

miércoles 18 de abril de 2018, 04:00h
Un total de siete acusados eran juzgados ayer con motivo de su presunta participación en una estafa mediante la cual se daban de alta contratos de telefonía móvil a nombre de ciudadanos anónimos, a fin de obtener a cambio móviles de alta gama que luego se vendían a terceros. La Fiscalía interesó para los acusados la imposición de una pena de 20 meses de prisión por un delito de estafa, mientras que las diferentes defensas pidieron la absolución en base a la ausencia de prueba alguna.
Según relata la Fiscalía, los siete acusados (algunos de ellos empleados y empleadas de una conocida tienda de telefonía) habrían estado implicados -en agosto de 2015- en una trama cuyo objetivo habría sido estafar a ciudadanos anónimos abriendo contratos de telefonía móvil con el objetivo de hacerse con los dispositivos de alta gama que las compañías ofrecían a cambio de la firma de dichos contratos con permanencia. Tras hacerse con los dispositivos, algunos de los acusados supuestamente se habrían dedicado a venderlos, obteniendo una alta rentabilidad de dicha operación.
Ninguno de los acusados declaró durante el procedimiento del juicio oral (dos de los siete fueron juzgados en ausencia al no comparecer en la sala) y ninguno de los testigos, las personas a cuyo nombre se habían dado de alta los contratos, declaró conocer a los acusados o los implicó en delito alguno.
La policía confirmó al Ministerio Público que la acusación se basaba exclusivamente en las declaraciones que durante la investigación habían realizado los coacusados, señalándose unos a otros, si bien dichas declaraciones no se reprodujeron en el acto celebrado ayer.
El Ministerio Fiscal interesó para todos los acusados la imposición de una pena de 20 meses de prisión por un delito de estafa, mientras que las distintas defensas solicitaron la libre absolución de todos ellos ya que entendían que en el acto no se había presentado prueba alguna que permitiera desvirtuar la presunción de inocencia de los acusados.