www.melillahoy.es
Se han sustituido los tabiques por mamparas de madera desmontables
Se han sustituido los tabiques por mamparas de madera desmontables (Foto: Guerrero)

El Palacio de la Asamblea recupera su ala norte tras reparar los daños del terremoto

El Palacio de la Asamblea recupera su ala norte tras reparar los daños del terremoto
(Foto: Guerrero)

Las obras han supuesto casi 600.000 euros de inversión y han permitido aumentar la resistencia del edificio y ganar en funcionalidad

viernes 27 de abril de 2018, 04:00h
El Palacio de la Asamblea de Melilla ha recuperado su ala norte gracias a las obras de rehabilitación que se han llevado a cabo en los últimos ocho meses, que han supuesto una inversión de 596.671 euros para reparar los daños provocados por el terremoto que sufrió la ciudad el 25 de enero de 2016.

El presidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, y el consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, visitaron ayer esta zona del Palacio de la Asamblea, dedicada a los servicios jurídicos de la Ciudad Autónoma, que tras el terremoto fueron reubicados en un local del Cargadero del Mineral.
Estas obras conforman una de las fases en las que se ha dividido la rehabilitación del Palacio de la Asamblea de Melilla, uno de los edificios históricos más dañados de la ciudad por el terremoto, que ha conllevado en total una inversión superior a los dos millones de euros entre los cuatro proyectos.
La actuación en el ala norte ha permitido aumentar la resistencia y seguridad del edificio, que también ha ganado en funcionalidad, ya que se ha demolido toda la tabiquería de ladrillo y se han instalado mamparas de madera desmontables para separar departamentos, logrando espacios modulables a las necesidades de los servicios.
También se han renovado todas las instalaciones de electricidad, telefonía, telecomunicaciones y fibra óptica, así como el aire acondicionado, que antes procedía de equipos individuales poco eficientes, mientras que ahora hay un aparato central.
Esta actuación también ha contemplado la reparación de las ventanas para lograr un mejor aislamiento térmico y acústico, y ha supuesto de igual modo una mejora de mil metros cuadrados de la parte que da al patio interior.

Ala sur
Como el resto de actuaciones relacionadas con la reparación de daños por el terremoto, esta obra ha sido financiada en un 50% con fondos propios y un 50% del Estado gracias a las ayudas por los daños del seísmo.
Pese a la finalización de estas obras, aún quedan zonas por actuar en el Palacio de la Asamblea en el ala sur, cuyo aspecto contrasta con la renovación conseguida en el ala norte
“Poco a poco se están acabando las distintas fases que se están haciendo”, señaló Imbroda en declaraciones a los periodistas, que se mostró muy satisfecho con el resultado de las obras acometidas en el ala norte.