www.melillahoy.es

Autismo Melilla conmemora su décimo aniversario con la mirada hacia el futuro

Público y autoridades asistentes
Público y autoridades asistentes (Foto: Guerrero)

El presidente de la entidad, Nicolás Fernández, afirma que son muchos los logros alcanzados pero que hay otros más que alcanzar

sábado 12 de mayo de 2018, 04:00h
El Hotel Melilla Puerto acogió anoche el acto de celebración del décimo aniversario de la fundación de la Asociación de Autismo Melilla, una entidad que de forma pionera proyecto las primeras actividades extraescolares, acciones formativas para padres y terapias, que hasta el momento se desconocían en la ciudad. En el acto se proyectaron fotografías y videos que repasaron estos diez años y como colofón, los numerosos asistentes fueron invitados a un tentempié.
Afirma Nicolás Fernández, presidente de Autismo Melilla, que "mirando la vista atrás, cumplir diez años supone un sueño". Explicó que todo se inició con unas reuniones improvisadas de padres que intercambiaban experiencias y preocupaciones sobre qué hacer con sus hijos, como tirar hacia adelante y "vimos que todo lo que se había avanzado a nivel nacional era por asociaciones" y se encaminaron en este proyecto.

Inicios
"Pero era difícil, porque éramos padres inexpertos con niños dependientes, y crear una asociación tiene mucho trabajo. Empezamos siete padres y poco a poco hemos ido creciendo y ahora somos setenta. Mirando atrás supone mucho cumplir diez años", dijo.

También recordó que la primera actividad que organizaron fueron talleres extraescolares por la tarde "para que los niños se divirtieran porque veíamos que no podían participar en las de los colegios porque no estaban adaptadas".

Con voluntarios se organizaron los primeros talleres de ocio y actualmente cuentan con seis trabajadores, seis profesionales, que desarrollan todas las actividades y terapias que ofrece la asociación. La formación, en especial de los padres pero también de otros colectivos interesados, como los docentes, ha sido siempre una constante en la entidad, al objeto de profundizar en lo que es el autismo, eliminar falsos mitos y poder responder a las necesidades de los niños. Esta vía se sigue potenciando, junto al resto de la actividad de la asociación. A esto hay que sumar el desarrollo de campamentos de verano para los niños, su apuesta por la puesta en marcha del programa de equinoterapia, o la potenciación del deporte adaptado.

Futuro
Asegura que los padres lo que más reclaman a Autismo Melilla es "mucho asesoramiento" sobre cuestiones de la vida cotidiana a cuestiones de futuro. A esta labor de ayuda contribuyen tanto los profesionales de la entidad como las propias familias, que intercambian experiencias.

Diez años después reconoce que las demandas de los hoy ya jóvenes con autismo son diferentes, porque "empezamos con las demandas del mundo adulto, como el empleo protegido y qué hacer después de la enseñanza obligatoria". Dijo que por el momento no se han planteado la posibilidad de abrir pisos tutelados, pero que será algo que ver. Indicó que el espectro autista es muy amplio y variado, por lo que hay personas que "nunca van a poder aspirar a una vida independiente, pero hay otros que con pequeños apoyos sí podrían hacerlo, pero esto aún no se nos plantea".
Nicolás Fernández, presidente de Autismo Melilla
Nicolás Fernández, presidente de Autismo Melilla (Foto: Guerrero)