www.melillahoy.es
Imbroda cree que las condiciones para la venta de Trasmediterránea no perjudicarán a Melilla
(Foto: Guerrero)

Imbroda cree que las condiciones para la venta de Trasmediterránea no perjudicarán a Melilla

El presidente afirma que, pese a la salida de la Naviera Armas de la línea Melilla-Motril para que empiece a ser operada por FRS, dicha ruta representa “un mercado bastante potente e interesante” que podría atraer a otras compañías

viernes 25 de mayo de 2018, 04:00h
El presidente melillense, Juan José Imbroda, cree que las condiciones que ha impuesto la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para que la Naviera Armas compre la compañía Trasmediterránea no afectarán negativamente a la ciudad pese a los cambios que se producirán en las rutas de nuestra ciudad. Imbroda explicó que, pese a la salida de la Naviera Armas de la línea marítima Melilla-Motril para que empiece a ser operada por FRS, que es una de las condiciones de la CNMC para autorizar esta compra, dicha ruta representa “un mercado bastante potente e interesante” que podría atraer a otras compañías.

“Si no está Armas con un barco, estará otra gente con otros barcos y la línea seguirá funcionando”, apuntó Imbroda.
En este sentido, señaló que, aunque la operatividad de la línea Melilla-Motril se mantendrá con la llegada de FRS, no descarta que pudieran aparecer otras compañías interesadas en operar dicha ruta, dados los beneficios empresariales que ha representado para la Naviera Armas desde que empezó a operarla hace varios años.
“A Armas le ha ido muy bien en Motril, y creo que va a tener bastantes novios”, afirmó el presidente melillense, que recordó que dicha conexión marítima, a diferencia de lo que ocurre con las que unen Melilla con Almería y Málaga, no está declarada como Obligación de Servicio Público (OSP) y es un mercado abierto.
La única condición que hay sobre la línea Melilla-Motril, señaló Imbroda, es la que ha establecido la CNMC para que no sea operada por la compañía que la impulsó y se ha mantenido desde entonces, la Naviera Armas, porque abarcaría demasiado mercado una vez que asuma las otras dos rutas que conectan Melilla con la península, en manos de Trasmediterránea.
En este sentido, Imbroda consideró muy acertada la condición establecida por la CNMC para evitar que haya “un monopolio total” por parte de la Naviera Armas en las líneas entre Melilla y la península y las de Canarias, lo cual sería malo para el mercado y para los clientes.

OPE
Además, consideró que esta decisión de la CNMC no ha provocado un retraso en la aprobación del Plan de Flota de la Operación Paso del Estrecho (OPE), que arrancará el 15 de junio, ya que como ha señalado, el Gobierno está trabajando actualmente en la preparación de este dispositivo y ayer, de hecho, hubo una reunión convocada en Madrid al respecto.

Operación nocturna
Imbroda recordó que en el mercado marítimo “hay muchos barcos” para operar las diferentes líneas, pero el problema que tiene el puerto de Melilla es “encajar” esa oferta con la disponibilidad de medios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, necesarios para llevar a cabo los controles de seguridad que llevan aparejadas las diferentes operaciones marítimas.
El objetivo en el que trabajan, afirmó el presidente autonómico, es en la posibilidad de que el puerto de Melilla pueda tener operaciones nocturnas y que haya barcos con salidas y llegadas programadas por la noche “a una hora prudente”, para lo que es necesario contar con los medios suficientes y necesarios.

“Cuantos más barcos vayan a Nador con la OPE, será mejor”

Imbroda se refirió al hecho de que se haya anunciado la implantación de una nueva línea marítima entre Beni-Enzar (Marruecos) y Almería, que podría afectar al puerto de Melilla. El presidente de la Ciudad Autónoma cree que “cuantos más barcos vayan a Nador y a Tánger con la OPE, será mejor” para nuestra ciudad.
De este modo, el presidente melillense dijo compartir la opinión del presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Miguel Marín, ya que el traslado directo de parte del pasaje de la OPE desde la península hacia Marruecos evitará una saturación en el puerto de la ciudad autónoma y colapsos en los pasos fronterizos con Marruecos.
Marín dijo el día antes que los pasajeros de la OPE suponen “un mayor gasto” de recursos en servicios de todo tipo en el puerto, por lo que advirtió de que “quien no lo vea así, estará defendiendo intereses ajenos a los de Melilla y los melillenses”.