www.melillahoy.es

El comandante general de Melilla señaló que rememorar el disparo de ‘El Caminante’ en 1862 es “vital para la configuración actual y futura de nuestra Ciudad”

El cañón ‘Calabrino’ se disparaba ayer en la sede del Museo de Historia Militar por el 156 aniversario
El cañón ‘Calabrino’ se disparaba ayer en la sede del Museo de Historia Militar por el 156 aniversario

El cañón 'Calabrino' conmemora con su disparo el 156 aniversario de los límites terrestres de Melilla

viernes 15 de junio de 2018, 04:00h
Ayer en la sede del Museo de Historia y Cultura Militar tuvo lugar el acto de conmemoración del 156 aniversario de la demarcación de los límites de Melilla por los disparos del cañón 'Caminante' el 14 de junio 1862. El comandante general señaló que rememorar este hecho es "vital para la configuración actual y futura de nuestra Ciudad".
El comandante general de Melilla, José Miguel de los Santos, agradeció al coronel Moreno como director del Centro la organización del acto y a todas las unidades que han participado como el Batallón del Cuartel General con la Unidad de música, al Regimiento de Artillería 32 que ha proporcionado los sirvientes del cañón, a la Unidad Logística y a la Unidad de servicios de base.

También, agradeció la presencia de la consejera de Cultura, Fadela Mohatar, en representación de la Ciudad Autónoma ya que "siempre es agradable su colaboración y participación en los actos militares".

Límites de Melilla
De los Santos quiso resaltar la importancia de este acto porque "puede parecer una simplicidad que hace 156 años se realizaron disparos para delimitar la frontera de Melilla pero es extraordinariamente importante que recordemos estos hechos".

En esta línea, cree que lo que sucedió es "vital para la configuración actual y futura de nuestra Ciudad porque la historia de Melilla está ligada indudablemente a la Comandancia General y viceversa". Además, añadió que "nuestra profesión tiene que estar permanente alimentada espiritualmente porque es la única forma de que seamos capaces de cumplir el compromiso de poder entregar incluso si es necesario nuestra vida al servicio de los demás".
"Todo este tipo de actos nos hacen recalcar la responsabilidad que hemos recibido, la Ciudad de Melilla, la Comandancia General de nuestros antecesores y la que tenemos la obligación de trasmitir a las futuras generaciones", dijo.

El comandante general expresó que es "muy importante" realizar este tipo de actos en el que recordemos todos los hechos históricos que son comunes a Melilla. También, por el "recuerdo a los que nos precedieron, de todos los héroes que con su sangre regaron esta españolisíma tierra africana ya que nos debe servir como ejemplo y estímulo para continuar realizando nuestra misión, cumpliendo con nuestra función que es prestar el mejor servicio a nuestro Ejército, y a nuestra patria, España".

El coronel director del Centro, Félix Moreno Belmonte, subrayó que "el año pasado asistíamos al acto en el que recuperábamos un elemento histórico para el Ejército y para la Ciudad, la reproducción del cañón 'Calabrino' que quedaba disponible para el disfrute de los melillenses".

Por ello, ayer trataron de rememorar un hecho histórico de "suma importancia" como fue el disparo del 'Caminante' que se efectúo desde el Fuerte Victoria Grande en el año 1862 que procedía a la definición de la línea que constituiría el limite terrestre de Melilla.

El director del Centro de Historia indicó que la Ciudad aspiraba a establecer "una línea que delimitase una zona para evitar las continuas incursiones que se producían tanto por el rechazo de la misma hacia la plaza como por la clara insumisión hacia el Sultán dada la falta de autoridad en esta parte del territorio".