www.melillahoy.es

Robles confirma un descenso en el número de agresiones al personal sanitario de Melilla en 2018

La actividad se desarrolló en el Hospital Comarcal
La actividad se desarrolló en el Hospital Comarcal (Foto: Guerrero)

Ayer se desarrolló en el Comarcal la "Jornada en materia de prevención y autoprotección" en la que participaron profesionales del Ingesa

sábado 16 de junio de 2018, 04:00h
El director territorial de Ingesa en Melilla, Francisco Robles, confirmó ayer que los casos de agresiones al personal sanitario han descendido este cuatrimestre hasta situarse en cifras por debajo de la media, frente a las estadísticas que recogen entre 15 y 20 agresiones por año.
Francisco Robles participó ayer en la "Jornada en materia de prevención y autoprotección" que se desarrolló en el Hospital Comarcal y en la que participaron profesionales del Área de Salud de la ciudad dependiente del INGESA. Indicó el director territorial que este encuentro se enmarca en las acciones que se vienen desarrollando para intentar acabar con las agresiones al personal sanitario por parte de los usuarios y que incluyen desde el Plan de Prevención de Agresiones, a la creación de la figura del interlocutor policial territorial sanitario.

Las ponencias incluidas en la jornada tenían como fin "formar al personal de la plantilla para afrontar situaciones violentas de facto o aquellas en las que esté en riesgo su integridad". Asimismo se informó a los asistentes del flujograma de actuación frente a las agresiones verbales y físicas que se ha confeccionado a nivel nacional, al tiempo que se presentó el folleto con el plan de Ingesa sobre cómo actuar ante este tipo de situaciones, que van desde acudir al personal del servicio de prevención de riesgos personales y a la interposición de la denuncia a través del interlocutor policial. Con todas estas actuaciones se busca reducir y erradicar en el futuro, este tipo de comportamientos. A esto dijo que contribuirá sin duda el que se haya modificado el Código Penal que viene a considerar atentado la agresión a cualquier personal sanitario en su puesto de trabajo.

También indicó que en el primer cuatrimestre del año, las cifras de agresiones en Melilla "son inferiores" a las recogidas en 2017. Indicó que si según las estadísticas la tónica ha sido de entre 15 y 20 agresiones al año, en lo que va de 2018 "estamos por debajo de la media". Indicó que no hay que bajar la guardia porque este tipo de situaciones pueden seguir produciéndose, pero acciones formativas como la de ayer "son buenas para dotar al personal de herramientas para el manejo de esta situación y evitar que pueda desembocar en la agresión".