www.melillahoy.es

Ventura no descarta que en verano aumente la llegada de menores extranjeros no acompañados

Afirma el consejero que son muchos menores que intentan marcharse como polizones
Afirma el consejero que son muchos menores que intentan marcharse como polizones (Foto: Guerrero)

A fecha de ayer, la Ciudad Autónoma cifraba en más de 721 los menores acogidos en el sistema de protección melillense

jueves 28 de junio de 2018, 04:00h
El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, no descarta que con la llegada del buen tiempo y el aumento de las rotaciones de buques en la Operación Paso del Estrecho aumente el número de menores extranjeros no acompañado que logren entrar en Melilla tanto como trampolín para llegar a la península, como para entrar en los centros de protección.
A preguntas de los periodistas, el consejero afirmó que en verano, "como hay más afluencia de llegada y salida de barcos, es posible que vengan más gente, más menores", entre los que incluyó a los que "vienen con intención de marcharse como polizones" como los que llegan para entrar en los centros de acogida "como han planificado en su país de origen".

Acogidos
En cualquier caso, aseguró el responsable de Servicios Sociales, la Ciudad Autónoma y la propia Consejería "estamos siempre preparados para atender de la mejor manera posible a los menores extranjeros no acompañados que vayan llegando".

Indicó Daniel Ventura que a fecha de ayer la Ciudad Autónoma contaba en el sistema de protección con un total de 721 menores, algo más del noventa por ciento extranjeros no acompañados, y el mayor volumen de residentes se sigue situando en el centro de la Purísima con 545 jóvenes y niños en total.

Explicó que las cifras de acogidos fluctúan no ya de un día para otro, sino incluso a lo largo de una misma jornada con altas y bajas de residentes, motivado porque "hay muchos niños que no quieren estar en los centros y se van y también hay otros nuevos que llegan con el plan de quedarse".

A pesar del volumen de menores acogidos, considera que a todos "se les está atendiendo bastante bien, dentro de nuestras limitaciones y lo haremos lo mejor que podamos, pero tenemos limitaciones estructurales, económicas y personales que nos permite llegar hasta donde podemos".

Ventura indicó que las autoridades nacionales y comunitarias deben conocer que Melilla cuenta con un espacio "limitado", que no es como otras comunidades autónomas "con una extensión de terreno significativa, sino que Ceuta y Melilla cuentan con extensiones muy limitadas y no cabemos más de los que cabemos".

Añadió que por estos motivos "no podemos atender a todo el que quiera venir" pero aclaró que "no nos quejamos de atender a la gente porque se hace por humanidad, sino que tenemos limitaciones de espacio y estructurales que limitan que podamos hacer más de lo que queremos hacer".



Literas y nuevo módulo de acogidas
Por otra parte, señaló que siguen a la espera de que la Consejería de Fomento pueda finalizar los trabajos de diseño del que será el nuevo módulo de primera acogida y centro de trastorno de la conducta que se quiere levantar en el centro de Purísima, y aseguró que él es el primer interesado en que pueda ser una realidad cuanto antes.
"Fomento y sus técnicos trabajan en el proyecto y no puedo decir más porque no es una competencia mía, pero sé que se trabaja en él y cuando haya novedades, las anunciaré", apostilló.

Por último confirmó el consejero que se ha iniciado en el centro de Purísima el curso de forja y soldadura en el que trabajan varios de los menores acogidos en el que se lleva a cabo la construcción y montaje de literas de tres alturas, con las que ampliar el número de camas de un centro siempre en crecimiento, "a pesar de sus limitaciones de espacio".

La Consejería facilita los materiales para este taller que es uno de los cuatro, de seis meses de duración, que cada año organiza la empresa que gestiona el centro de acogida, según establece el pliego de condiciones.