www.melillahoy.es
La CIM denuncia injerencias de la administración en su funcionamiento

La CIM denuncia injerencias de la administración en su funcionamiento

Acusan a la Delegación del Gobierno de aplicar la estrategia del “divide y vencerás” al convocar únicamente a una de sus entidades

miércoles 11 de julio de 2018, 04:00h
Desde la Comisión Islámica de Melilla afirman que, inmersos en su afán de buscar soluciones a la problemática del borrego, han visto cómo la Delegación del Gobierno de Melilla, en lo que consideran un “burdo intento de manipulación”, ha convocado de manera unilateral a una sola de las entidades que la conforman.
Ante la situación “confusa y poco esclarecedora por parte de las administraciones públicas”, la Comisión Islámica de Melilla remitió el pasado día 11 de junio, a través de una de sus entidades, un escrito al Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca, en el que manifestaban su preocupación por el asunto de la importación de borregos marroquíes, así como su disponibilidad para colaborar en la búsqueda de soluciones “que compatibilicen la legalidad con satisfacer la demanda social de una de las comunidades de nuestra ciudad y sus tradiciones”.
El Ministerio invitó a dicha entidad a una reunión en Madrid hoy mismo, día 11 de julio, invitación que desde la Comisión declinaron “al tener constancia de que durante esa semana se mantendrían otras reuniónes para tratar el mismo tema”.
Desde la CIM califican la respuesta dada por la Delegación del Gobierno en nuestra ciudad como “poco acorde y respetuosa con las reglas democráticas y la cortesía que ha de imperar ente las administraciones públicas y una institución como la Comisión Islámica de Melilla”.
Desde la CIM consideran que el hecho de convocar, de forma unilateral, a un miembro de una entidad perteneciente a la Comisión Islámica para proponerle posibles soluciones, “al margen de la inviabilidad de la misma”, supone un “burdo intento de manipulación” y una “trasnochada táctica de divide y vencerás”, además de una “clara injerencia” en los asuntos internos de la CIM y una “inadmisible intromisión” en la independencia de la CIM para solucionar sus problemas en el marco de la legalidad.
Desde la Comisión Gestora, constituida al efecto de poner al día una situación que se venía deteriorando en los últimos años, solicitan a las administraciones públicas y a toda entidad ajena a la CIM, que se mantengan al margen de cualquier intento de interferir en un proceso que se pretende beneficioso para la comunidad musulmana y para la sociedad melillense.
Así mismo, brindan a todas las administraciones, al margen de su filiación política, su disponibilidad, para que “en el marco de una cooperación leal”, colaboren en todos aquellos aspectos en beneficio de la convivencia.