www.melillahoy.es

Ventura señala que sugirió el despido “para guardar la imagen de Melilla”

Daniel Ventura, consejero de Bienestar Social
Daniel Ventura, consejero de Bienestar Social

Desde un punto de vista personal señala que no tenía que haber sido cesado porque sobre el joven no pesa ninguna condena

jueves 12 de julio de 2018, 04:00h
El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura explicó ayer que si "sugirió" a la empresa Clece que no contratara al educador que ha sido finalmente despedido tras el periodo de prueba, fue "por guardar la imagen de Melilla porque en este país tenemos gente muy interesada en hacer daño".
Afirma que desde un punto de vista personal este joven "no se hubiese ido del servicio" porque lo que marca la ley es que para trabajar con menores hay que estar "libre de delitos de abusos sexuales, y por lo demás debe tener actitudes y aptitudes para realizar el trabajo", pero "es la empresa la encargada de contratar o prescindir de su personal".

No ordenó el despido
El consejero negó que ordenara a la empresa este despido y señala que Eduardo de Castro, el portavoz de Ciudadanos en Melilla, no estuvo presente en la conversación que mantuvo con Clece, y asegura que se le "caería la cara de vergüenza si tuviese que ordenar a una empresa a quién contratar o echar".

Aseguró que Eduardo de Castro "aburre cada vez que habla" y que lo único que busca es "abrir el paraguas para ver si cae algo dentro y hacer política sin trabajar, intentando recoger de lo que hacemos los demás, pero si tiene algún problema conmigo, que se lo haga mirar".

Ventura apostilló ayer que él no ha insultado al portavoz de Ciudadanos, sino que él utiliza "la metáfora" como herramienta, pero por el contrario, mantiene que son los grupos de la oposición los que sí le han insultado en más de una ocasión.

Entiende que De Castro, con sus manifestaciones "hace daño a mucha gente, como ahora a los educadores de calle, al propio servicio, y colabora a dar mala imagen de la ciudad, potenciando que medios de fuera vengan a hacer su agosto a buscar basura".

Para el consejero, no deja de parecer "un patio de vecinos de los años 60" todo lo que está surgiendo en torno a este caso propiciado por "personas aburridas que usan el ruido, la rumorología y la interferencia en la comunicación para sacar rédito y moverse entre la basura política por donde algunos se mueven bien". Reiteró que no tiene facultad "para contratar a nadie en empresas privadas, pero puedo hacer sugerencias, aunque si por mi fuera, este señor que no tiene una condena, tiene todo el derecho del mundo, por la presunción de inocencia, de trabajar donde estime oportuno, y el resto son chascarrillos".

Mantiene el consejero que si realizó esta sugerencia a CLECE fue "por guardar la imagen de Melilla porque en este país tenemos gente muy interesada en hacer daño", e incluyó a determinados medios de comunicación nacionales que "vienen a buscar porquería con el objetivo de destrozar a un gobierno y favorecer a otros políticos para que gobiernen".