www.melillahoy.es

Los setenta menores acogidos del espectáculo NANA reciben el diploma de honor al mérito artístico

Las autoridades y los jóvenes con sus diplomas
Las autoridades y los jóvenes con sus diplomas (Foto: Guerrero)

La profesora Natalia Díaz agradece a los centros su implicación y a los jóvenes participantes su entrega total al proyecto

viernes 13 de julio de 2018, 04:00h
A modo de reconocimiento, el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, acompañado por miembros de su Gobierno, entregó ayer a los 70 menores extranjeros no acompañados tutelados por Bienestar Social y que tomaron parte en el espectáculo artístico NANA, el diploma de honor al mérito artístico, por su implicación en este proyecto que dirige la profesora Natalia Díaz. El acto se llevó a cabo en el Salón Dorado, al objeto de dar mayor realce al evento.
La consejera de Cultura, Fadela Mohatar manifestó que la concesión del diploma de honor al mérito artístico fue una iniciativa del propio presidente Imbroda, que ha querido de esta forma reconocer el trabajo realizado los menores que participaron en el espectáculo NANA. Señaló que este montaje artístico es el quinto que dirige esta profesora y que se enclava en "un maravilloso proyecto de crecimiento personal, arte, cultura, cohesión social y educación" que la Ciudad Autónoma va a seguir potenciando.

Agradecimientos
Por su parte, Natalia Díaz agradeció todos los apoyos recibidos para poner en marcha este último espectáculo músico-cultural en el que han sido protagonistas los 70 chicos y chicas tutelados por la Ciudad y acogidos en el Centro de Purísima, la Gota de Leche y Divina Infantita. Incluyó en sus agradecimientos a los trabajadores de los centros que "sin su ayuda y dedicación sería imposible haber realizado este espectáculo tan especial como NANA".

Aseguró que para "muchos de estos niños en situación de abandono, su única posesión es su propia historia y si esas preciosas historias se cuentan virtuosamente, pueden convertirse en algo muy valioso que nos llama a escuchar, a ver con sabiduría y construir una sociedad más inclusiva y segura en la que todo el mundo tiene derecho a prosperar".

Integración
En su intervención, el presidente Imbroda afirmó que la primera conclusión a extraer del espectáculo NANA es "de agradecimiento a los que trabajáis en los centros de acogida, porque sin vosotros no se puede hacer ni esto ni muchas cosas más". Aseguró que era "una satisfacción" contar en Melilla con una persona como Natalia Díaz "que da todo, se entrega y recibe el cariño de todos".

A los jóvenes participantes en el proyecto, les felicitó por su participación y les animó a seguir el ejemplo de otros acogidos que se han integrado, "que se les ve trabajando, que os dan charlas y es gente que ha triunfado y están encantados de haberse integrado en una sociedad avanzada como la español". "Aprovechad esta oportunidad", indicó.