www.melillahoy.es

El Museo del Automóvil, situado en la Carretera Hidum, empezó en el año 2009 pero su presidente, Miguel Ángel Hernández, y sus amigos de toda la vida llevan conservando piezas desde el año 1972 para que ahora puedan disfrutarlas los melillenses

El Museo del Automóvil conserva piezas únicas de los años 20 hasta casi los 90
El Museo del Automóvil conserva piezas únicas de los años 20 hasta casi los 90

La historia de Melilla contada a través de coches antiguos, motocicletas y piezas exclusivas de coleccionistas

domingo 15 de julio de 2018, 04:00h
El Museo del Automóvil, situado en la Carretera Hidum, empezó a contar la historia de Melilla a través de coches antiguos, motocicletas y piezas exclusivas de coleccionistas en el año 2009. Aunque, su presidente, Miguel Ángel Hernández, y sus amigos de toda la vida llevan conservando un gran número de piezas, libros, manuales y chatarrería desde el año 1972 por lo que se plantearon hacer un Museo para que los melillenses pudieran disfrutarlo. Los aficionados del mundo del motor, y los que no lo sean tanto, pueden acercarse a esta instalación cultural y retroceder al pasado para recordar momentos de la infancia, adolescencia o simplemente para imaginar cómo era conducir en esa época.
Miguel Ángel Hernández, propietario del Museo del Automóvil
Miguel Ángel Hernández, propietario del Museo del Automóvil
Miguel Ángel Hernández, propietario del Museo del Automóvil de Melilla, explicó a este Diario que en el 2009 se creó la Asociación de Amigos del Automóvil, con 15 miembros, un organismo autónomo que toma decisiones, administra, lleva los temas de documentación y que aseguran una continuidad en caso de que los fundadores no estén.

Historia de Melilla
Los melillenses cuando entran en este Museo no solo se pueden encontrar coches, motocicletas o piezas, también la historia de Melilla a través de unos paneles informativos. Hernández aseguró que los visitantes "son completamente distintos ya que algunos son unos apasionados del coche, de marcas determinadas, de la literatura y contamos con montones de libros, manuales, fotos y referencias".

Además, colaboran en documentación con una entidad del Ministerio de Cultura, Iberoamericana; con la Federación Española de Vehículos Antiguos, que organizan todos los años el Día del Patrimonio a nivel mundial respecto a los vehículos. De hecho, el presidente contó que están "orgullosos" porque ayudan a algunos universitarios que les piden información sobre coches del Museo para sus trabajos fin de grado.

El resto del año participan en competiciones deportivas, este 2018 Javier Burillo y Federico Navaja han realizado el rally de Monte-Carlo, también otro a nivel de la Península, concentraciones, exposiciones y sobre todo, atienden a los visitantes del Museo.

Museo del Automóvil
El Museo del Automóvil es totalmente gratuito y gracias al convenio de colaboración con el Patronato de Turismo abren de lunes a viernes desde las 9:30 hasta las 13:30 horas y por la tarde, de 17:00 a 19:30 horas. Los sábados están de 9:30 a 14:00 horas y los domingos y días de fiesta cierran.

Miguel Ángel Hernández indicó que el número de personas que ha pasado este año por el Museo han sido entre las 2.700 y 3.000 personas contando los grupos como del CETI, ongs, campamentos de verano, agrupaciones de mujeres, etc. Todos los grupos pueden coger cita una semana antes y les podrán enseñar la instalación.

Sobre las estadísticas, subrayó que "vienen más turistas suizos, ingleses o alemanes que los propios melillenses". En esta línea, expresó que "los vecinos agradecen que haya un instalación cultural en esta zona de Melilla y animo a todos ciudadanos a que se acerquen".

Respecto al vehículo más especial del Museo, el propietario confesó que "es todo pero dependiendo de la actividad que vaya a participar pues un coche es más apropiado o menos, para un excursión histórica sería el autobús del año 1929 en la Semana del Libro o el primer centenario del túnel de entrada de Melilla La Vieja y si por ejemplo se trata de un rally pues otro tipo de coche, ojito derecho no tengo".

La pieza más antigua que tienen es el autobús viajero de 1929 y en moto, una Bsa Blue star de 1934. Las más modernas, en turismo un Ferrari Mundial de 1988 y en moto, la más reciente es una Bmw 1200 de 1988.

En cuanto a lo que más le suele llamar la atención, Hernández puntualizó que a los niños "las fotos con los deportivos", pero va dependiendo de la edad del visitante porque "han conocido un tipo concreto de coche, por ejemplo a un señor de 80 años le llama la atención el autobús y los coches de los años 30, pero a los jóvenes de 30 años les llama la atención los coches de los años 70".

También, resaltó que "hay mucha gente joven que se está enganchando a este mundo restaurando coches y está habiendo una corriente muy positiva".

Restauración de vehículos
Ya no caben más vehículos en el Museo y tienen a parte como 10 vehículos en restauración, entre ellos, una Piaggo Pentato, que es la única que hay en toda Europa. "Esto ya esta tomando un volumen que necesitamos un poco de ayuda de la Administración porque todo se ha encarecido y complicado", mencionó el propietario.

Sobre cuánto puede costar la restauración de un coche, Miguel Ángel Hernández detalló que hay varios factores a considerar, entre ellos, su rareza porque "a vehículos más raros es más costosos su restauración puesto que es más complicado encontrar piezas en el mercado".

Pero los coches "más normales pues baja el precio pero depende de su estado, pueden ser de 5.000 hasta 30.000 euros pero si se trata de un coche especial sube dos veces más su precio, depende de la facilidad de los repuestos", explicó.

En definitiva, en una restauración pasa "como con cualquier obra de arte, el tiempo no cuenta porque hay que hacerlo bien", concluyó el propietario.