www.melillahoy.es
El Conservatorio, en el Antiguo Mercado Central
El Conservatorio, en el Antiguo Mercado Central

La Asociación de Padres del Conservatorio critica que se alabe un edificio cerrado y mal construido

El portavoz reaccionó a una noticia publicada en la sección de Arquitectura del diario “El País”

viernes 14 de septiembre de 2018, 04:00h
La Plataforma de Padres de Alumnos afectados por la no apertura del Conservatorio ubicado en el antiguo Mercado Central ha emitido un comunicado en el que explicita su profundo desacuerdo con las “alabanzas” vertidas por la sección de Arquitectura del diario “El País” acerca del proyecto del citado Conservatorio. Según la Plataforma, que se puso en contacto con la redactora del artículo en cuestión, es “indignante” que un edificio y su arquitecto responsable sean susceptibles de recibir premios cuando la realidad es que se trata de un proyecto que ha costado mucho más de lo que debía y que, además, ni siquiera ha podido ser utilizado todavía a causa del gran número de errores presentes en el proyecto.
La Plataforma de Padres de alumnos afecatados por la no apertura del nuevo Conservatorio ha emitido un comunicado a raíz de la publicación en el diario “El País” acerca de la construcción en cuestión.
Desde la plataforma informan que el pasado martes 11 de septiembre, su portavoz, Sergio Rincón, se puso en contacto con la redacción de “El País” para mostrar su desacuerdo con un artículo en el que se destacaba un edificio que “tras más de 9 años de obras y más de 10 millones de euros de inversión”, está todavía en desuso, con el consiguiente perjuicio para los alumnos. Rincón criticó duramente que el medio “alabase” la construcción de este edificio, cuando la realidad es que -desde que finalizara su construcción- lleva tres años cerrado “porque tiene muchos defectos no ajustados a la legislación actual”.
Desde el diario “El País”, concretamente desde el blog de arquitectura dirigido por Anatxu Zabalbeascoa, respondieron a la crítica de la Asociación de padres sensibilizándose con el hecho de que el Conservatorio esté “pendiente de finalización o inauguración por pésimas gestiones municipales o por malas aplicaciones de los presupuestos europeos, por no hablar de males menos éticos todavía”, si bien precisó que el artículo se refería exclusivamente al aspecto arquitectónico del edificio, que, recordemos, es uno de los inmuebles melillenses seleccionados para optar al premio Málaga Arquitectura.
Desde la Asociación de Padres de Alumnos afectados por la no apertura del Conservatorio consideran “indignante” que un proyecto que tiene “zonas inaccesibles, goteras, salidas de emergencias a ninguna parte, etc.”, pueda obtener premios, siendo el arquitecto reconocido por ello, cuando el edificio es totalmente disfuncional.
“Lo que no vemos normal, desde nuestro punto de vista, es que la ciudad presuma de un edificio cerrado y alabe los premios a un señor que ha edificado un proyecto lleno de problemas, en el que se ha tenido que invertir mucho más dinero del que en un principio costaba y que lo único que ha hecho, de momento, es perjudicar a cientos de alumnos y profesores, mermando la calidad educativa de estas enseñanzas”, afirman desde la plataforma.
Esta Asociación de padres espera que la situación llegue a buen término, “como nos han prometido”, puesto que su paciencia “se ha acabado”. Así mismo, piden que se premie a los “verdaderos héroes” que han soportado y siguen soportando unas condiciones “paupérrimas” tanto a nivel laboral como académico: los docentes que se ven obligados a trabajar en aulas abarrotadas o carentes de los más mínimos medios.