www.melillahoy.es
Endesa y Remesa tienen sistemas de controles continuos, señaló Quevedo
Endesa y Remesa tienen sistemas de controles continuos, señaló Quevedo

La Ciudad niega que Melilla tenga un problema de contaminación de la calidad del aire

La Mesa de Contratación analizó ayer las dos ofertas presentadas para adjudicar un plan de dos años, ampliable a cuatro, para que se midan cada año 12 parámetros de la calidad del aire en tres puntos distintos de la ciudad

viernes 14 de septiembre de 2018, 04:00h
El consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, desmintió ayer el comunicado de la Mesa de Movilidad y dejó claro que en Melilla no hay “absolutamente” ningún problema de contaminación de la calidad del aire. Además, aseguró que no es obligatoria la instalación de una estación fija, puesto que Melilla no supera los 250.000 habitantes ni ha incumplido ningún parámetro de medición de la calidad del aire superando los niveles admisibles, que son los dos requisitos establecidos por la normativa.
En rueda de prensa, Quevedo instó a Guelaya y a la Mesa de Movilidad a que pasen por la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente y consulten con los técnicos los datos sobre la calidad del aire para que comprueben que la información que proporcionaron el pasado miércoles en un comunicado no es correcta.
“No digo que haya mala intención, pero el análisis que hace Guelaya no es correcto”, aseveró el consejero para reiterar que ninguna de las mediciones que se han realizado han superado los valores que marca la Ley.
Por ello, Melilla no está obligada a tener una estación fija de medición de calidad del aire, aunque Quevedo indicó que la Ciudad Autónoma quiere tener “una o dos” para estar “por encima de lo que indica la Ley”.
El objetivo de esta medida, afirmó el consejero, es “trabajar seriamente y no de cara a la galería”. Por ello, ayer mismo, la Mesa de Contratación analizando las dos ofertas presentadas para llevar a cabo el proceso de adjudicación de un plan de dos años, ampliable a cuatro, para que se midan cada año 12 parámetros de la calidad del aire en tres puntos distintos de la ciudad.
Una vez desarrollado este plan, y analizada la información obtenida, la Ciudad Autónoma decidirá si es necesario instalar una estación fija y qué parámetros tendría que medir. Esto evidencia, en opinión del consejero, la voluntad de la Ciudad Autónoma de “hacer las cosas con seriedad”, pero hizo hincapié en que no hay urgencia por no haberse incumplido ningún parámetro.

Una causa natural
Además, ninguna medición de ozono en Melilla ha sobrepasado los valores que exigen las leyes, ahondó Quevedo, que sí admitió que el parámetro que peor tiene nuestra ciudad es el de las partículas cuando coincide con una masa de aire del desierto del Sáhara, si bien “la Ley dice que no se puede tener en cuenta porque es una causa natural”.
También apuntó que las dos únicas empresas contaminantes que hay en Melilla, Endesa y Remesa, tienen sistemas de controles continuos.