www.melillahoy.es

Quevedo recuerda que el Gobierno tiene 1,5 millones presupuestados para arreglar el saneamiento de la frontera

viernes 14 de septiembre de 2018, 04:00h
La red de alcantarillado está ya preparada para la época de lluvias, ya que la Ciudad Autónoma las mantiene limpias todo el año mediante la contratación del servicio, según apuntó ayer el consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo.
Según explicó, Melilla tiene dos puntos negros que pueden provocar acumulación de agua cuando llueve, uno de ellos situado en la frontera de Beni-Enzar, donde recordó al Gobierno que tiene 1,5 millones de euros presupuestados para adjudicar la obra “cuando quiera”. El otro está situado en la Estación de Bombeo del Río de Oro, donde la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir debe ejecutar una obra ya adjudicada.