www.melillahoy.es
El Gobierno de Sánchez confía en que la reunión con Marruecos y las gestiones de Exteriores fructifiquen

El Gobierno de Sánchez confía en que la reunión con Marruecos y las gestiones de Exteriores fructifiquen

Uno de los camiones retenidos en la frontera de Beni-Enzar ha retornado y hay 9 “a la espera”

viernes 14 de septiembre de 2018, 04:00h
El Gobierno expresó ayer su confianza en que la reunión de los directores generales de Aduanas de España y Marruecos en Rabat, y las conversaciones que han mantenido los ministerios de Asuntos Exteriores y el de Política Territorial y Función Pública, fructifiquen en un acuerdo.

A preguntas de los periodistas, la secretaria general de Coordinación Territorial del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, María Llanos Castellanos, de visita en Melilla, aseguró que desde que el 1 de agosto se produjo el cierre de la aduana comercial de la frontera de Beni-Enzar, en los ministerios se pusieron “en marcha”.
Por ello, confió en que esas gestiones y la reunión de ayer “fructifiquen en un acuerdo que vuelva a poner sobre la palestra lo que ha sido siempre una tónica, y más en estos últimos tiempos, que es un trato cordial, una colaboración eficaz y un intento de intercambios comerciales entre dos países que no solo están llamados a entenderse, sino que quieren entenderse y colaborar”.
Castellanos aseguró que diferentes responsables ministeriales y de la Delegación del Gobierno en Melilla han mantenido desde principios de agosto “muchas reuniones encadenadas a un nivel muy restringido” para abordar la situación de la aduana comercial de la frontera de Beni-Enzar.
Justificó que dichos encuentros se produjeran “a un nivel mucho más discreto”, porque “hay temas que necesitan quizá no tanta puesta en escena, sino más bien un trabajo más en la sombra, pero que garantiza mejores resultados”.
“Hay temas que no deben ni airearse ni, sobre todo, darle una trascendencia mayor de la que la que en un nivel deben tener”, agregó la secretaria general.
Sobre los motivos de Marruecos para decidir de manera unilateral el cierre de la aduana, Castellanos dijo ser “la persona menos indicada para expresarlos” y afirmó que el país vecino tiene “portavoces suficientemente cualificados para hacerlo”.
No obstante, transmitió la voluntad “siempre constante” del Gobierno de España de respetar las decisiones soberanas de Marruecos “siempre que no interfieran en la normalidad absoluta en los intercambios comerciales entre España y Marruecos”.
“Estamos empeñados en dar soluciones para que en realidad el intercambio sea una constante y se recupere ese clima que había hasta este verano”, afirmó.
Por su parte, la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, informó de que uno de los diez camiones retenidos en la zona de tierra de nadie de la frontera de Beni-Enzar desde el 1 de agosto, cuando se cerró la aduana comercial, ha retornado a territorio español y sigue habiendo nueve “a la espera”.
“Seguimos trabajando, como hemos dicho desde el primer día, para ver las posibles soluciones que se puedan dar al respecto”, continuó diciendo Moh para dejar claro que el Gobierno de Pedro Sánchez es “serio y cauto” y tiene que hacer un trabajo previo “antes de hacer declaraciones sin ninguna base”.