www.melillahoy.es
De Castro cree que este asunto debería ser abordado “al más alto nivel”, con reuniones de ministros en lugar de con mesas de trabajo
De Castro cree que este asunto debería ser abordado “al más alto nivel”, con reuniones de ministros en lugar de con mesas de trabajo (Foto: Guerrero)

Cs duda que una “simple mesa de trabajo” solucione el cierre de la aduana

Criticó el “mensaje tibio que llega tarde” de Borrell, que “lleva a pensar que es el mismo tipo de mensaje de perfil bajo del PP cuando estaba en el Gobierno”

sábado 15 de septiembre de 2018, 04:00h
Ciudadanos (Cs) expresó ayer sus dudas de que pueda haber una solución al cierre de la aduana comercial de la frontera de Beni-Enzar con una “simple mesa de trabajo”, en alusión al grupo de trabajo que España y Marruecos han acordado crear, anunciado por el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de Cs en la Asamblea, Eduardo de Castro, consideró que este asunto debería ser abordado “al más alto nivel”, con reuniones de ministros en lugar de con mesas de trabajo “para ver qué soluciones salen”, algo que, aunque dudó que vaya a ocurrir.
“Como decían hace muchos años, si quieres que algo no funcione, cree una comisión. Pues esto es algo parecido”, aseveró De Castro, que confió, no obstante, en que “se arregle” el problema de la aduana comercial.

“Mensaje tibio que llega tarde”
En cualquier caso, criticó que el ministro de Asuntos Exteriores se haya pronunciado 44 días después de haber surgido el problema, y lo haya hecho con un “mensaje tibio que llega tarde” y que “lleva a pensar que es el mismo tipo de mensaje de perfil bajo que daba el PP cuando era responsable del Gobierno”.
El líder de Cs cree que esto evidencia que “el bipartidismo comparte las reglas de juego”, pero puso el foco en el bajo nivel con el que el Gobierno está abordando el problema de la aduana, ya que se trata de la relación de dos países con una relación bilateral que, en opinión de la formación naranja, requiere, al menos, de la implicación de los ministros de Exteriores.
Además, se preguntó por qué no se hizo antes el grupo de trabajo anunciado antes, y por qué el Gobierno ha enviado a su directora general de Aduanas a Rabat en lugar de hacerlo con el titular de Exteriores, por lo que cree demostrada la “falta de compromiso” y la improvisación del Ejecutivo pese a ser “un problema muy grave para Melilla”.
Por ello, insistió en que requería “más fuerza” por parte del Gobierno de España en lugar de celebrar una reunión en la que se ha destacado la cordialidad y la buena relación entre ambos países, a pesar de que “Marruecos sigue haciendo lo que le parece más oportuno y eso va en contra de los intereses de Melilla y de España”.