www.melillahoy.es
“Cuando se trabaja mucho, alguna vez alguien se puede equivocar”, justificó el consejero de Fomento
“Cuando se trabaja mucho, alguna vez alguien se puede equivocar”, justificó el consejero de Fomento (Foto: Guerrero)

La oposición reprocha a la Ciudad su “error de bulto” al adjudicar el contrato de luz sin pasar por el Pleno

Esto ha obligado al Gobierno local a paralizar un contrato que ya había sido adjudicado a Gaselec para reiniciar todo el proceso

sábado 15 de septiembre de 2018, 04:00h
Los tres grupos de la oposición en la Asamblea recriminaron ayer al Gobierno de la Ciudad Autónoma el “error de bulto” que, a su juicio, ha cometido al aprobar la adjudicación del contrato de suministro de energía eléctrica sin pasarlo por el Pleno de la Asamblea, lo que ha obligado a rehacer el procedimiento. El consejero de Fomento, Javier González, admitió el “error administrativo” que ha cometido el Gobierno al no aprobar la adjudicación en la Asamblea, como debía haber hecho al superar este contrato los 6 millones de euros que establece la Ley como límite para que las adjudicaciones no tengan que recibir el visto bueno de dicha Cámara.
En este caso, el contrato cuenta con un presupuesto de 9.240.863,50 euros para un periodo de dos años, y ya había sido adjudicado a la empresa Gaselec, que se había presentado al concurso junto a Endesa, si bien al no seguir los pasos establecidos en la legislación, la Ciudad Autónoma ha tenido que anular la licitación y volver a iniciar el procedimiento.
La Asamblea aprobó ayer el expediente para esta contratación con los únicos votos a favor del PP y el Grupo Mixto, que sustentan el Gobierno de Melilla, ya que los tres grupos de la oposición se abstuvieron después de mantener un debate con el consejero de Fomento, que dejó claro que se ha tratado de un error “totalmente sin querer”.
“Cuando se trabaja mucho, alguna vez alguien se puede equivocar”, justificó González, que atribuyó lo sucedido a unas posibles “prisas” en la tramitación de este expediente. No obstante, puntualizó que “no es habitual” y que el Gobierno “ha llegado a tiempo” para paralizarlo y empezar nuevamente su contratación.
“El problema sería quedarnos sin suministro eléctrico y eso no va a ocurrir”, aseguró el consejero para informar de que ya se ha reunido con la empresa adjudicataria del actual contrato en vigor para activar la prórroga prevista en el pliego en caso de que la tramitación del nuevo expediente no terminara a tiempo de que expire el actual contrato.
González cree que posiblemente será eso lo que ocurra, de ahí que ya haya mantenido reuniones para abordar este problema, por lo que “no se trata de alarmar ni de poner como el que no se equivoca en su vida”, ha afirmado en alusión a los grupos de la oposición, a los que reprochó que “Intenten hacer un mundo donde hay un granito de arena”.

Críticas de la oposición
De esta manera, respondió a las diferentes críticas que han lanzado desde las bancadas de la oposición, que ha querido saber, sobre todo, qué coste puede suponer este error en penalizaciones a la empresa que resultó adjudicataria del contrato licitado al margen de la Ley si esta se decidiera a denunciar al verse perjudicada.
Además, el portavoz de CPM, Hassan Mohatar, se preguntó si alguien del Gobierno va a asumir su responsabilidad por lo ocurrido, que “no es una cuestión menor” al tratarse de un contrato de 9 millones de euros, al tiempo que recordó que es “al menos, la segunda vez que ocurre” un caso de este tipo, ahora sobre “una cuestión tan importante como la iluminación pública”.
“Los ciudadanos deben saber la inoperancia, incapacidad e ineficacia del Gobierno, reflejadas en actuaciones como esta”, insistió Mohatar, que recordó que la Ciudad Autónoma paga “casi 80 millones de euros en nóminas” y el Ejecutivo tiene “un ejército de asesores” para que sucedan errores de esta magnitud.
Por su parte, el diputado del PSOE, Francisco Vizcaíno, insistió en preguntar qué repercusión económica puede suponer para la Ciudad Autónoma esta adjudicación y si los servicios jurídicos están al tanto de la problemática que podría suscitar si el nuevo pliego es adjudicado a una empresa distinta de la primera contratación realizada.
El diputado de Cs Luis Escobar consideró lo ocurrido como “un error grave” y no administrativo, como dijo el consejero, que puede suponer “una demanda que ocasione lucro cesante”, y recordó que afecta al suministro eléctrico de las calles e instalaciones públicas importantes.

“El contrato más limpio”
“Aquí ha habido una torpeza infinita”, lamentó Escobar al recordar que las empresas sí cumplen en tiempo y forma, pero en la Administración “no se ha hecho el trabajo de vigilancia que se debe hacer” y opinó que “casi dan a pensar que aquí hay una oculta intención”.
El consejero lo negó de forma tajante al asegurar que es “el contrato más limpio y más claro”, como ha refrendado el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ante unas impugnaciones anteriores.
Además, insistió en que las advertencias de la oposición sobre penalizaciones son “futuribles” y les acusó de “magnificar los daños económicos”, que el Gobierno cree que “no van a ser tan grandes”, aunque “nadie es sabio para saber qué va a ocurrir” con la nueva adjudicación, si bien recordó que la Administración también puede recurrir a la Ley.