www.melillahoy.es

Padres del Infantil del Reyes Católicos se quejan por la “situación de abandono” de los accesos

Suciedad, restos orgánicos, excrementos y desperfectos se acumulan tanto en los alrededores del colegio como en la escalera lateral

domingo 16 de septiembre de 2018, 04:00h
La escalera lleva tiempo sin repararse
La escalera lleva tiempo sin repararse
Los padres de alumnos del edificio de Infantil del Colegio Reyes Católicos, frente a Minas del Rif, muestran sus quejas por la "situación de abandono" en la que afirman se encuentra, "desde hace mucho tiempo", tanto de la escalera de piedra que discurre paralela el inmueble, como el descampado colindante, donde excrementos y basuras se suman a los desperfectos por el paso del tiempo.
Asegura una madre de uno de los alumnos del centro de infantil, que esperaban que durante las vacaciones de verano la Ciudad Autónoma o "quien fuese" hubiese llevado a cabo las reparaciones oportunas en la escalera de piedra que discurre paralela al muro perimetral del colegio, y que conecta General Astilleros con la calle en la que se ubica la Iglesia de San Agustín en el Real.

Mal estado
"La escalera está destrozada, con agujeros en los escalones con los que puedes tropezar y caerte. Es un peligro tanto para las personas mayores como para los niños porque corres el riesgo de tropezar y caer rondando y golpearte con los peldaños", alertaba otro padre. "En mi caso subo y bajo esas escaleras dos veces al día para llevar y recoger a mi hija, y tengo que ir con mil ojos para no resbalar por toda la inmundicia que hay tirada y por los desperfectos", se quejaba.

Al margen "del abandono" que señalan sufre la escalera que ha sido reparada en varias ocasiones a lo largo de los años, los padres de alumnos ponen también el acento en la suciedad que se acumula en la zona, desde latas de cerveza a cartones de vino, sin olvidar que hay quienes aprovechan la escalera y el solar contiguo, para "llevar a sus perros a hacer sus necesidades, o arrojar basuras".

Lo que queda claro para estos padres es que "resulta incomprensible que todo esto ocurra justo al lado de un colegio al que van niños pequeños, que necesitan la máxima protección", señalan los afectados. "Hace falta limpieza, mantenimiento y también vigilancia porque es tercermundista e incomprensible", apuntaba una madre.

Esperan que a la mayor brevedad posible todas estas deficiencias y otras muchas que aseguran se dan en los alrededores del centro, se puedan subsanar por parte de la Ciudad Autónoma. Entre los padres hay quienes se declaran a favor incluso de organizar algún acto de protesta si no se dan soluciones a corto plazo, pero por el momento no hay nada concreto.