www.melillahoy.es

Cine en Melilla

Predator

Predator

Por Ana de la Rosa

domingo 16 de septiembre de 2018, 04:00h
Director: Shane Black. Intérpretes: Boyd Holbrook, Trevante Rhodes, Jacob Tremblay
Predator puede considerarse continuación de la franquicia "Depredador", iniciada en 1987 por John McTiernan. La historia se basaba en un extraterrestre que recorría la Tierra para saciar su ansia de caza mayor, perseguido por un comando americano. Después de treinta años, el concepto ha variado, ahora los cazadores son más fuertes y disponen de otros medios.
En Predator, los héroes protagonistas son llamados cariñosamente "Loonies". Están liderados por Quinn McKenna (Boyd Holbrook) y son veteranos con trastorno por estrés postraumático (TEPT) que se han hecho amigos en la terapia de grupo: Williams (Trevante Rhodes), fue capitán y, por una mala decisión, vio morir a todos los suyos; Coyle (Keegan-Michael Key), resignado a llevar una vida totalmente distinta a la militar; Baxley (Thomas Jane), único superviviente de un error cometido por Coyle, padece el síndrome de Tourette;Lynch (Alfie Allen), y Nettles (Augusto Aguilera) expiloto que sufrió una lesión cerebral en un accidente de helicóptero, deseoso de poder volver a pilotar. Todos ellos sufren secuelas de guerra, buscan la conexión y hermandad que tuvieron, no han conseguido insertarse en la sociedad y se sienten prácticamente inútiles, nadie está esperándoles en casa.

McKenna es un ranger militar de las fuerzas especiales jubilado, convertido en mercenario. Ejecutando un trabajo en México, ve aterrizar de emergencia la nave del Predator e intenta llevársela a Estados Unidos, pero necesita alguna prueba para que le crean. Desafortunadamente, su hijo Rory (Jacob Tremblay), que tiene un trastorno del espectro autista, descubre la nave, y averigua cómo funciona, desencadenando una avalancha de problemas.

La Dra. Casey Brackett (Olivia Munn), profesora de biología evolutiva, investiga los cambios y adaptaciones de las criaturas. La CIA y el gobierno acuden a ella cuando hay contacto con otras formas de vida inteligente. Cuando la llaman por el asunto del Predator, ve realizado el sueño de su vida. Los Depredadores llevan muchos años visitando nuestro planeta. El gobierno de Estados Unidos ha fundado una agencia de defensa dedicada exclusivamente a proteger a la población. El Proyecto Stargazer se entendió inicialmente como un laboratorio tecnológico y secreto para capturar a los Depradadores y estudiarles pero, en caso de necesidad, el gobierno debía poder negarlo, por lo que lo pusieron en manos de la CIA. Cuando Traeger (Sterling K. Brown) asume el control de las operaciones, privatiza Stargazer para beneficiarse de la tecnología Predator.

El Dr. Sean Keyes (Jake Busey), es un científico investigador que estudia los Predators en el proyecto Stargazer. Es hijo de Peter Keys (el científico del gobierno en "Depredador 2", curiosamente interpretado por el padre de Jake, Gary Busey), persigue respuestas y quiere castigar a los asesinos de su padre. El director, actor y guionista Shane Black nació en Pittsburgh, Pensilvania, en 1961. La familia se trasladó a California y Shane asistió al Sunny Hills High School y más tarde a la UCLA, donde se especializó en cine y teatro. Comenzó escribiendo historias largas, cómics y cuentos. En su último año de estudios decidió ganarse la vida escribiendo ciencia ficción, trabajando con su hermano Terry en la escritura de guiones.

El éxito como guionista le llegó con "Arma Letal" (1987), en la que su forma de narrar marcó un antes y un después del género de películas de colegas, estableciendo un nuevo estándar para las comedias de acción. También fue el inicio de una de las franquicias de más éxito de la historia del cine. Black ha firmado los guiones de "Una pandilla alucinante" (1987), el argumento de "Arma Letal 2" (1989), "El último gran héroe" (1993), "Memoria letal" (1996). Hizo su debut en la dirección con "Kiss Kiss, Bang Bang" (2005) a la que siguieron "A.W.O.L" (2006), "Iron Man 3" (2013) y "Dos buenos tipos" (2016), para todas ellas también escribió el guión.

Como actor, le vimos en el papel de Hawkins en "Depredador" (1987), un policía en "Dead Heat" (1988), como Donnelly en "RoboCop 3" (1993), fue Brian en "Mejor… imposible" (1997), se interpretó a si mismo en "Burn Hollywood Burn" (1997) y como Secuaz #2 en "El último Boy Scout" (2002).

El guión de Predator lo han escrito Shane Black y Fred Dekker, guionista y director de clásicos como "El terror llama a su puerta" (1986) y "Una pandilla alucinante" (guión coescrito con Black). También ha dirigido "RoboCop 3", coescrita con Frank Miller. Para Predador, han procurado ser fieles al original, manteniendo el terror y la violencia de una partida de caza mayor al máximo, pero también rindiendo homenaje a las dos entregas precedentes en relación con la cronología y la historia. Los tiempos han cambiado no solamente en la ficción, actualmente el desarrollo de la industria permite incluir en una película todo lo que pueda imaginarse.

En 1987, el Yautia (alienígena) fue creado por Stan Winston, experto en efectos especiales en maquillaje, al que debemos también icónicas criaturas del cine como Alien y Terminator. En Predator los personajes son una combinación de efectos reales con cámara y de ordenador. Aunque terrible por su fuerza y aspecto, al Predator le gusta el juego limpio, puede dar enormes saltos, escalar o hacerse invisibles, siempre busca un adversario a su medida. Brian Prince, artista del parkour de 2,11 metros de altura, encarna al predator de la película en su debut como actor. El traje fue diseñado y creado por Alec Gillis y Tom Woodruff hijo, copropietarios de Amalgamated Dynamics, que también trabajaron para Stan Winston en la primera entrega. Solamente la cabeza pesa entre tres y cuatro kilos, una de ellas lleva engranajes para poder dar movimiento a los elementos que componen el rostro del predator. Para el traje, la diseñadora de vestuario Tish Monaghan tomó como referencia el de la primera película (iba vestido con una malla y varios accesorios a modo de armas); ha rescatado parte de la forma de la armadura, algunos de los guanteletes son los mismos y las piernas van cubiertas con una armadura, pero ha incrementado el color.

Predator se rodó en plató y escenarios naturales de Vancouver, Canadá, …donde los productores tenían asegurada la lluvia entre los meses de octubre a abril. En los estudios Mammoth, a las afueras de Vancouver, se montaron los decorados para el laboratorio Stargazer, el Arca del Predator y la ciénaga construida en dos secciones, la parte superior e inferior de un barranco. El exterior de Stargazer es el resultado de la combinación de dos enclaves reales: la presa Cleveland, al norte de Vancouver y la planta de tratamiento de aguas residuales de Lulu Island, en Richmond. Hay un guiño a la historia y franquicia de Depredador en los escaparates situados en los túneles y en el mirador de Stargazer; las armas y el vestuario son parte del atrezo de las entregas anteriores. Para el Arca, la nave del Predator, el director de producción Martin Whist talló un modelo a escala teniendo muy en cuenta el de la primera película, en el que todo es artesano, hecho a mano. El decorador Hamish Purdy le añadió un juego de luces y tuberías.

Whist también diseñó el gigantesco Predator, de tres metros de altura, en clara simbiosis con la nave, actualizando el anterior. El reto para el director de fotografía Larry Fong fue el gran número de secuencias rodadas de noche y la diferencia en escala de los personajes: humanos, medio humanos, el Predator, y un gigantesco Predator.

No es la primera vez que vemos un perro Predator en pantalla, pero en esta ocasión han sufrido un cambio. El Predator Actualizado tiene perros de caza, muy parecidos a los clásicos perros grandes, pero con personalidad propia. En Predator, Rory es perseguido por un pit bull y el personaje de Olivia Munn, Casey, en su primera aparición va acompañada por un perro, se trata de Chance, uno de los dos que adoptó Munn quien, con humor, comenta: "Es fantástico, hay un plano donde yo me alejo y a Chance lo coge un señor de la CIA. No sé si al final sale o no en la película, pero ves su carita y cómo me mira al alejarme y es para comérselo a besos. ¡Sería imposible que otro perro me mirara igual! Me sentí muy orgullosa de él. Mi perro vino a trabajar ese día porque el otro perrito no se sabía el diálogo. Llegó Chance y salvó la situación".