www.melillahoy.es

Ayer tuvo lugar la primera representación de este divertido musical para toda la familia en el que no faltaron las risas y la magia

Ayer tuvo lugar la primera representación del musical ‘El flautista de Hamelín’ en el Kursaal
Ayer tuvo lugar la primera representación del musical ‘El flautista de Hamelín’ en el Kursaal

Pequeños y mayores bailan al ritmo de la música del flautista de Hamelín

domingo 30 de septiembre de 2018, 04:00h
Ayer tuvo lugar la primera representación del divertido musical ‘El Flautista de Hamelín’ para toda la familia en el que pequeños y mayores bailaron al ritmo de la música y donde tampoco faltaron las risas y la magia. Hoy tendrá lugar el último pase a las 18:00 horas en el Teatro Kursaal para las personas que quieran vivir esta experiencia bajo la dirección de Encarna Illán siendo una versión de Juan Montoro y la música de Salvador Martínez.
Inspirada en la leyenda, ‘El flautista de Hamelín’ narra la historia de un pueblo invadido por las ratas. Los habitantes de Hamelín piden a su alcalde que intervenga y éste ofrece cien monedas de oro a quien extermine la plaga.

Entonces un excéntrico flautista aparece en escena y consigue llevarse a las ratas con el poder de la música de su mágica flauta.

Cuando vuelve a pedir la recompensa, el alcalde se niega y éste, como venganza hace desparecer a los niños de Hamelín.

El final feliz solo es posible cuando el pueblo se rebela ante los abusos y el despotismo del alcalde y le obliga a cumplir su palabra.
‘El flautista de Hamelín’ es un musical infantil para todos los públicos y amantes del género musical. El relato sirve de pretexto para configurar un espectáculo integrador, en el que diversos códigos escénicos se fusionan para crear un tejido textual colorista, dinámico y lúdico. La puesta en escena pretende servir de ilustración a la dramaturgia.

La interpretación es llevada a cabo con un estilo alegre, ligero y desenfadado, pero sin perder de vista el rigor interpretativo.

La música ha sido compuesta para el espectáculo y acompaña con sutileza y a la vez con intensidad y precisión el discurso escénico, dotándolo de mayor expresividad y gracia, al igual que el entramado multimedia que en la propuesta escénica es de vital importancia.

La obra ha sido creada desde el corazón y con amor para reintrepretar un clásico infantil y familiar, universal, que conviene revisitar para las profundas enseñanzas que vierte sobre la conciencia y el alma.