www.melillahoy.es

Un trato digno, la demanda del Día Internacional de las Personas Mayores

Damiana Moya López y Juan López Pérez fueron los residentes homenajeados
Damiana Moya López y Juan López Pérez fueron los residentes homenajeados (Foto: Guerrero)

En el acto de celebración de esta jornada especial desarrollado en la Residencia de Mayores dependiente del Imserso en Melilla, se homenajearon a varios trabajadores por sus 25 años de servicio

martes 02 de octubre de 2018, 04:00h
Un año más Melilla se sumó a la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores con el desarrollo del acto institucional en la Residencia de Mayores del Imserso, donde se homenajearon a varios de los residentes y a distintos trabajadores por su labor. En esta celebración, la delegada del Gobierno, Sabrina Moh destacó el trabajo que llevan a cabo las familias cuidadoras y los trabajadores de instituciones como la residencia, "que hacen que nuestros mayores vivan cuidados y con el respeto que merecen".
La Residencia dependiente del Imserso acogió ayer el acto oficial de conmemoración del Día Internacional de las Personas Mayores 2018, una jornada que se celebra cada 1 de octubre y que tiene por objeto reconocer la contribución de los mayores al desarrollo humano y económico, así como resaltar las oportunidades y los retos asociados al envejecimiento demográfico mundial, al tiempo que concienciar a los estados de la necesaria protección de las personas mayores en general, y en especial de las que padecen demencia o están en riesgo de exclusión social.

Mayores
El acto se inauguró con la proyección de un video recopilatorio de las actividades que se han desarrollado en el centro a lo largo del año, y finalizó con palabras de cariño hacia la trabajadora Andrea Pérez Palacio, a la que desearon una pronta recuperación.

La presentadora del acto fue la directora de la cadena Ser en Melilla, Toñy Ramos, que denunció la falta de valores de la sociedad actual centrada en el individualismo y que olvida a los que más ayuda y respeto precisan, como son nuestros mayores. "Ellos son mejores matemáticos que nosotros porque con dos perras gordas sacaron adelante a sus familias, son mejores literatos porque fueron los que inventaron las historias que nos hicieron la vida más fácil. Pero ellos ya tienen los deberes hechos y con nota", dijo.

Además indicó que la responsabilidad del cuidado de nuestros mayores no debe recaer en los centros asistenciales, sino que debe ser la responsabilidad de todos, porque si algunos de ellos hoy en día llevan pañal y hay que repetirle las cosas una y otra vez, fueron ellos los que "se hicieron cargo de nuestros llantos, babas y fantasías, y nos explicaron las cosas con paciencia, sin avergonzarse, sin pensar en ello como una carga".
"Mirémoslos como si nos mirásemos en un espejo. Démosles cariño, démosles el valor que tienen, démosles comprensión y arrumacos. Tratémoslos con la dignidad que se merecen, pero sobre todo con la admiración que nos deben producir", apostilló.

Su intervención se cerró con la actuación de la portentosa voz de María Mendoza, acompaña al piano por su padre Jesús, trabajador del Imserso. Acto seguido llegó el momento de los homenajes.

Reconocimientos
Como cada año, se homenajeó a dos residentes más antiguos del centro, en esta ocasión a Damiana Moya López y Juan López Pérez. Ambos recibieron su placa correspondiente y el cariño de los asistentes.

Asimismo se entregó una placa de reconocimiento a trabajadores que llevan más de 25 años de servicio en el Imserso en Melilla. Así, recibieron esta distinción Yolanda Atencia Ortigosa, María Pilar Ferre González, Montserrat Domínguez López, María del Mar Delgado Alcaraz y Dolores Campos Carmona, aunque esta última no se encontraba en Melilla. También se reconoció a dos trabajadoras que se han jubilado este año, como son Encarnación Padilla y Marien Al-Lal, pero no pudieron recoger su placa por encontrarse fuera de la ciudad.

Poner en valor
La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, fue la encargada del cerrar el acto. En su intervención afirmó que lo que se busca con este acto y esta jornada en sí, es "poner en valor" la aportación de nuestros mayores, "su esfuerzo, su trabajo, su lucha para que disfrutemos de los derechos que tenemos".

Recordó que en 1990 la ONU declaró el 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas Mayores con el objetivo de visibilizar a este colectivo y concienciar a la sociedad de la riqueza que transmiten los mayores a la sociedad, al tiempo que reivindica un envejecimiento activo.

Sabrina Moh apostó por el refuerzo de las políticas que redundan en el bienestar del colectivo de la tercera edad, no sólo las que se refieren a la Ley de Dependencia o a las pensiones, sino a las que afectan a la salud, el ocio y su participación activa en la sociedad. Aseguró que hay que "velar por nuestros mayores", por lo que destacó el trabajo que llevan a cabo las familias cuidadoras y los trabajadores de instituciones como la residencia, "que hacen que nuestros mayores vivan cuidados y con el respeto que merecen".

Previo a la copa de vino, se inauguró en la cafetería del centro un mural sobre la fachada del Palacio de la Asamblea confeccionado por el residente Adolfo Urrestarazu, y una exposición de maquetas elaborada por otro residente, Atanasio Gómez Mur.
Grupo de trabajadoras que ha cumplido 25 años en el Imserso
Grupo de trabajadoras que ha cumplido 25 años en el Imserso (Foto: Guerrero)