www.melillahoy.es
Estadio La Rosaleda Malaga-Atletico Bilbao
Estadio La Rosaleda Malaga-Atletico Bilbao

Munir, pieza clave en el Málaga de Muñiz

miércoles 03 de octubre de 2018, 18:14h
El melillense, internacional por Marruecos, es una de las caras nuevas del proyecto de Juan Ramón López Muñiz en Segunda División. Ha aterrizado procedente del Numancia para adueñarse de la portería de La Rosaleda y apunta al Zamora de Liga 1|2|3en su primera temporada en las filas del Málaga.
La historia en el Málaga ha comenzado como un cuento de hadas para Munir Mohamedi. A sus 29 años, terminó contrato con el Numancia el pasado mes de junio y, entre todas las ofertas de las que disponía sobre la mesa, se decantó por la del conjunto malacitano para jugar como local en un estadio que le traslada a la infancia. Fue una decisión que tomó con el ‘corazón’ como ha reconocido en más de una entrevista. Dada la cercanía de Málaga con Melilla, su ciudad natal, acudía cada vez que podía a ver jugar en La Rosaleda al Málaga en Primera División, aprovechando que parte de su familia reside en la Costa del Sol. Y ahora peleará con llevar al equipo malacitano a la máxima categoría del fútbol español para cumplir un sueño de la infancia: jugar en LaLiga. Va en el buen camino porque guarda el arco del líder de Segunda División, uno que parte en el pelotón de cabeza para subir de categoría en los mercados de ascenso de las distintas casas de apuestas, en compañía de equipos como Las Palmas, el Deportivo de La Coruña y el Granada. Y es que el Málaga suma, a fecha de 26 de septiembre, 15 de 18 puntos posibles y supera en uno a Las Palmas, que ocupa el segundo puesto en la tabla.

Ha ganado la batalla Kieszek
Munir no ha tardado en convertirse en una pieza clave para Muñiz al haber jugado hasta ahora todos los minutos posibles, a excepción del choque contra el Tenerife por compromisos internacionales con Marruecos. El ex del Numancia es de los jugadores más usados por el técnico formando parte del once de gala en este primer tramo de la competición. Sin embargo, la condición de indiscutible que ostenta no se daba por segura. A día de hoy, solo hay ocho jugadores con más minutos que él en las piernas y son los defensas Cifu, Luis Hernández, Pau Torres y Ricca; los centrocampistas Adrián e Hicham; y los delanteros Blanco y Harper. De no ser internacional, Munir acumularía el mismo tiempo que ellos sobre el verde porque, al margen de la cita ante el Tenerife, no se ha perdido ni un minuto de juego. En una situación similar se encuentra su compañero Alfred N'Diaye, internacional por Senegal. Los compromisos internacionales trastocarán los planes de Muñiz de cara al enfrentamiento con el Albacete porque N'Diaye será baja segura al ser citado por Senegal y está por ver si ocurre lo mismo con Munir.

La plantilla actual del Málaga es más propia de un equipo de Primera División que de Segunda y durante la pretemporada tuvo que ganarse la confianza de Muñiz con la dura competencia de Pawel Kieszek, al que muchos daban como el posible ganador de esta batalla de dos contendientes. Finalmente, Munir resultó vencedor de la misma, quedando el polaco como segunda opción para el campeonato liguero y como primera para la Copa del Rey. La pronta eliminación de la Copa deja a Kieszek sin partidos garantizados, salvo que el rendimiento de Munir vaya a menos.

En el camino a lograr el Zamora
De momento, Munir no está dando lugar a que se abra el debate en la portería. Excelente en sus actuaciones hasta la fecha, el cancerbero va en el camino hacia el trofeo Zamora, ya que tras seis jornadas disputadas es el portero menos goleado de la categoría con solo dos tantos encajados. A priori, peleará hasta el final del curso con Raúl Fernández (Las Palmas) por el premio, al que aventaja en un gol porque el vasco ha recibido tres. Recientemente, se vieron las caras en el duelo directo entre Las Palmas y el Málaga que finalizó con 1-0 a favor de los amarillos, en el que nada pudo hacer para atajar el disparo de Rafa Mir que dio los tres puntos a su rival directo por la primera plaza y que acabó con la imbatibilidad de los malagueños. Ya solo quedan Las Palmas y Albacete sin conocer la derrota en Segunda División.

El resultado no cambiará la mentalidad del equipo. No hace mucho, el propio Munir destacó la labor psicología que está llevando a cabo Muñiz para que los veteranos olviden todo lo ocurrido la temporada pasada que acabó en descenso. Entre todos, están llenando de positivismo el vestuario para no desviarse del objetivo que no es otro que volver a la élite del fútbol español.

Da prioridad a su equipo
En este sentido, Munir ha repetido en varias ocasiones que dará prioridad al Málaga por encima de los compromisos internacionales con Marruecos. En otras etapas futbolísticas su estatus de internacional condicionó su titularidad y no quiere que la historia se repita en el Málaga. Ya se ausentó del partido contra el Tenerife y espera no perderse muchos más para ayudar a sus compañeros sobre el terreno de juego. "Por mi parte, intentaré ayudar en lo máximo al club y hablaré con la Federación", dijo recientemente.

A su entender, el equipo no podría haber empezado de mejor manera después de una pretemporada que invitaba a soñar. Pese a que se incorporó a los entrenamientos con algo de retraso con respecto a otros compañeros, su adaptación ha sido muy rápida. Ya conocía la ciudad y el hecho de tener familia ha facilitado mucho las cosas en su caso particular.

Disputó la pasada Copa del Mundo 2018
Cabe recordar que Munir disputó la pasada Copa del Mundo 2018 con Marruecos y se llegó a enfrentar a España en la primera fase. Pese a nacer en Melilla, se decantó por la selección marruecos en un claro guiño a sus orígenes, ya que sus dos progenitores preceden de dicho país africano. Guarda un buen recuerdo de su primera experiencia en un evento de esta magnitud, pese a que la selección marroquí quedó apeada del torneo a las primeras de cambio al acabar en último lugar del Grupo B, con un balance de un empate y dos derrotas. Los marroquís, con Munir bajo palos, cayeron ante Irán y Portugal, pero dieron una alegría a la afición al firmar las tablas en la tercera jornada con España (2-2). La fiesta pudo ser aún mayor porque, a falta del descuento, Marruecos mandaba 2-1 en el marcador y solo un tanto postrero de Iago Aspas evitó la derrota. El gol subió al marcador después de que se recurriera al VAR ya que en primera instancia fue anulado por fuera de juego.

Como en el Málaga actual, también es un futbolista muy valioso para su selección y todo indica que seguirá en el grupo que luchará por clasificar a Marruecos para la Copa de África de 2019, que se disputará dentro de un año en Camerún. Tras dos jornadas de la fase de clasificación disputadas, los marroquís son segundos del Grupo B con tres puntos a uno del líder. El próximo compromiso de Marruecos está fijado para el 10 de octubre contra Comoras.