www.melillahoy.es

Cine en Melilla

Venom

Venom

Por Ana de la Rosa

domingo 07 de octubre de 2018, 04:00h
Director: Ruben Fleischer. Intérpretes: Tom Hardy, Riz Ahmed, Michelle Williams
Venom es uno de los más complejos y populares personajes de Marvel, un alienígena simbiótico. Los simbiontes son formas de vida muy inteligentes, con una gran capacidad de adaptación. El simbionte se aloja en su anfitrión a través de la piel, licuándose para fusionarse con el sistema nervioso central, distribuyéndose por la médula espinal y las principales sinapsis neuronales del cuerpo anfitrión, haciéndose con el control. Después, vuelve a salir a través de la piel para formar una capa alrededor del cuerpo humano.

Cada simbionte únicamente tiene la capacidad de fusionarse con determinadas personas, de manera similar a los trasplantes de órganos. Cuando se fusiona con un humano, le devora desde dentro y, para que el anfitrión pueda sobrevivir, es necesario extraer al simbionte.

Inicialmente, Venom se presentó en los cómics de Spider-Man como un antagonista aterrador para infundir terror a los lectores, pero ocurrió justo lo contrario. Los fans se quedaron prendados de este antihéroe extravagante y sin pelos en la lengua. Entre su fascinante aspecto, sus peculiares orígenes y sus temas de luz y oscuridad, los lectores se quedaron enganchados, dando origen a su comunidad de fans, que impulsó la serie epónima del personaje hasta convertirlo en uno de los más populares de Marvel. Ahora, el personaje llega a la gran pantalla en su propia película.

En Venom, los simbiontes tienen sus propios planes. Se han dejado capturar y llevar a la Tierra para ver si es un lugar adecuado para venir en masa y perpetuar su especie. En la película hay cuatro simbiontes: el negro de Venom, uno azul, otro amarillo y un simbionte plateado llamado Riot que se apodera de Carlton Drake.

El periodista Eddie Brock (Tom Hardy) se convierte en el anfitrión de Venom. Eddie lleva mucho tiempo trabajando para desenmascarar al creador de la Fundación Vida, el famoso genio científico Carlton Drake (Riz Ahmed), hasta el punto de que se ha convertido en una obsesión que ha arruinado su carrera y la relación con su novia, la abogada Anne Weying (Michelle Williams).

Al investigar uno de los experimentos de Drake, el ente alienígena Venom se fusiona con el cuerpo de Eddie, y el reportero adquiere increíbles superpoderes, así como la oportunidad de hacer prácticamente lo que se le antoje. Retorcido, oscuro, impredecible e impulsado por la cólera, Venom obliga a Eddie a luchar por controlar unas habilidades sumamente peligrosas que, al mismo tiempo, también resultan embriagadoras y le hacen sentirse poderoso. Eddie y Venom se necesitan mutuamente para conseguir lo que quieren y se van entremezclando cada vez más, hasta el punto de no poder diferenciar donde acaba Eddie y empieza Venom.

Acompañan a los protagonistas, Reid Scott como Dr. Dan y Scott Haze en el papel de Roland Treece. Ruben Fleischer nació en 1974 en Washington, DC. Después de graduarse en historia por la Universidad Wesleyan , se trasladó a San Francisco, comenzando a trabajar como programador HTML. Sus primeros pasos en la industria audiovisual los dio dirigiendo videos musicales y anuncios para televisión. Su primer largometraje fue "Bienvenidos a Zombieland" (2009), al que siguieron "30 minutos o menos" (2011) y "Gangster Squad (Brigada de élite)" (2013),
Fleischer es socio de la productora de televisión The District. Su primera serie, "Superstore", comienza este mes la cuarta temporada, mientras que su segunda serie, "The Bold Type", ha sido renovada para una tercera temporada. También dirigió los pilotos de las series: "American Housewife", para ABC, y "Santa Clarita Diet", para Netflix. Anteriormente, Flaischer cocreó y fue productor ejecutivo de los reality shows de MTV "Rob & Big" y "Rob Dyrdek's Fantasy Factory". También es un galardonado director de anuncios, que ha filmado campañas para casi todas las agencias publicitarias importantes.

El guión de Venom lo han escrito Jeff Pinker, Scott Rosenberg y Kelly Marcel, sobre una historia de los dos primeros. La tarea más laboriosa del diseñador de producción Oliver Scholl fue hacer realidad la sede central de la Fundación Vida. Para el laboratorio, creó una atmósfera clínica, con superficies reflectantes y cristal, repitiendo el patrón hexagonal -un tipo de símbolo molecular- por todo el espacio. El centro de control de la Fundación Vida, se construyó en un almacén industrial de 37 000 metros cuadrados en Peachtree City, Georgia. El vestíbulo, que precisaba una localización real, se filmó en el edificio de la American Cancer Society de Atlanta, diseñado por el arquitecto neofuturista John Portman.
.Construir la aldea malasia en mitad de Georgia, también fue un reto para Scholl y su equipo. El objetivo era crear una escena nocturna de mercado al aire libre. Para conseguirlo, el decorador Larry Dias y su equipo llevaron veinticinco camiones, cargados con material de decoración, a una parcela de tierra junto a un puente en Rex, Georgia. El Departamento de Energía de Georgia apagó el alumbrado público y el equipo de Dias instaló cientos de faroles tradicionales. El pescado, se compró durante semanas y se almacenó en tres enormes congeladores industriales, sacándolo para exponerlo en los puestos el día del rodaje. También hay productos locales, mercancías a la venta y cocina malasia, así como cabras y gallinas para darle un toque extra de verosimilitud. La aldea se completó con bicicletas y ciclomotores envejecidos.

El set para la escena en la que se estrella en Malasia uno de los cohetes de Carlton Drake, se hizo en mitad del bosque. La cápsula espacial, de tamaño real, se construyó, esculpió, envejeció, abrasó y agrietó en un plató durante dos meses, antes de montarla en el bosque. El toque final lo pusieron unas luces aisladas de drones para iluminar los sets y darle al conjunto un aire escalofriante. También se creó fuselaje de la cápsula espacial, que se diseminó por todo el bosque.

Otros escenarios construidos son: la sala de resonancia magnética del hospital en el que trabaja el Dr. Dan; el interior del apartamento de Anne, construido en Blackhall Studios, y la tienda de comestibles de la Sra. Chen, creada en el centro de Atlanta con la ayuda del departamento artístico, que colocó carteles y señalizaciones para ayudar a que la zona pareciera Chinatown.

Los exteriores de Venom se rodaron en San Francisco: North Beach, Russian Hill, el barrio de Tenderloin, el distrito financiero y el Embarcadero. El equipo de efectos visuales también tuvo mucho trabajo dando vida a Venom, un personaje que no se parece a ningún otro del cómic, enorme y desconcertante, a la vez que fascinante, con dientes afilados, mirada amenazadora y la lengua…
Venom está hecho enteramente de manera digital. Del supervisor de efectos visuales Paul Franklin, ganador de dos Óscar, dependía crear un Venom lo suficientemente visceral para cautivar a los espectadores y lo suficientemente alucinante para que estuvieran de su parte. La interpretación de Tom Hardy estimuló al equipo para crear al héroe definitivo enteramente digital.

El director Ruben Fleischer quería que los movimientos de Venom no se asemejaran a los de un ser humano. Aunque se parece un poco a un hombre, puede tener tentáculos, cambiar la forma del cuerpo, aguantar castigos y palizas increíbles, es casi indestructible, pero tiene cierta vulnerabilidad. Su cualidad más interesante es que puede parecer enteramente líquido. Además de crear a Venom y sus tres acompañantes por completo, Franklin y su equipo tuvieron que inventar el aspecto y movimiento de un simbionte para darles vida en la pantalla.

Los dobles digitales necesarios para muchas secuencias de lucha, cuando las maniobras se vuelven imposibles incluso para el especialista más veterano, se realizaron escaneados 3D de todo el reparto utilizando cámaras DSLR. El equipo de efectos visuales también tuvo que encargarse de crear toda la fachada exterior del edificio de la Fundación Vida, diseñada por Oliver Scholl.

Es de destacar el trabajo de los especialistas. Jimmy Roberts hizo cabriolas sobre la Ducati Scrambler a gran velocidad por las calles de Atlanta y San Francisco, subiéndose por encima de coches, le explotan bombas en la cara, .los coches derrapan a su alrededor, choca de frente con camiones de combustible y con otros coches. Roberts confiesa: "Hice de todo. Me lanzaron en un trinquete por los aires alrededor de farolas. Hice el grueso de las escenas peligrosas de la segunda unidad, fue básicamente un decatlón de especialistas".

En San Francisco, el especialista de motos de fama mundial Robbie Maddison, saltó desde las cimas de las colinas y descendió por las calles de la ciudad con pendientes de 30 grados. Uno de los saltos más grandes fue en la "colina Bullitt" de San Francisco, llamada asi por la legendaria persecución de coches de la película de Steve McQueen "Bullitt". La maniobra de Maddison, mientras saltaba por los aires en la Ducati Scrambler, fue grabada por nueve cámaras.

En Venom también tienen un papel destacado los Dodge Jeep Cherokees SRT, conducidos por los mercenarios de Carlton Drake. Normalmente, estos vehículos tienen una potencia de 480 caballos, pero Ryan y su equipo la aumentaron hasta 707 caballos para que pudieran aguantar las secuencias de persecución. Se utilizaron una docena de estos Jeeps, al final del rodaje estaban todos destrozados.

De la moto Ducati Icon Scrambler, medio de transporte favorito de Eddie Brock, se utilizaron seis a lo largo del rodaje. La banda sonora de Venom se la debemos al compositor Ludwig Göransson. El tema original lo ha compuesto la estrella del rap EMINEM. Por sus intensas secuencias de acción y violencia de ciencia ficción, y por el lenguaje, Venom ha sido calificada por la Motion Picture Association of America para mayores de 13 años.