www.melillahoy.es

Antonio Miranda afirma que tras la escolarización extraordinaria los colegios viven una “situación anómala”

Reunión del consejero con los directores de los centros escolares
Reunión del consejero con los directores de los centros escolares (Foto: Guerrero)

Indicó que el PSOE "siempre ha sido crítico" con este asunto, pero "ahora han escolarizado a 400 niños con los problemas que trae consigo"

miércoles 10 de octubre de 2018, 04:00h
Considera el consejero de Educación, Antonio Miranda, que tras la escolarización extraordinaria llevada a cabo por la Dirección Provincial de Educación de un destacado número de niños con situación documental irregular, ha provocado "una situación anómala" elevando las ratios de los centros escolares, algo que asegura que no ha visto en sus muchos años como docente y político.
Antonio Miranda, critica a la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, a la secretaria general del PSOE en Melilla, Gloria Rojas y al director provincial de Educación, Juan Ángel Berbel por las consecuencias del proceso extraordinario de escolarización, que ha provocado un aumento de las ratios en los centros escolares. Indicó que el PSOE "siempre ha sido crítico" con este asunto, pero "ahora se olvidan de esto y han escolarizado a 400 niños, y eso es una barbaridad por los problemas que trae consigo de espacio, de atención por parte del profesorado, de instalaciones y de falta de profesores".

Consecuencias
Afirma que se está "viviendo y observando una situación inédita" e insiste en que, tal como se pidió desde la Ciudad Autónoma, se debería haber anulado esa orden de escolarización "porque no tiene sentido". Denunció Miranda que a las familias melillenses, en el proceso de escolarización, se les exigieron una serie de requisitos que los niños del proceso extraordinario "no cumplen, con lo que se hace daño a las familias que pidieron un determinado colegio y no se les dio por falta de espacio y ahora van y meten a estos niños de fuera que no están ni empadronados. A todas luces es una situación muy irregular", apostilló.

Con esta decisión de la Dirección Provincial entiende que no tiene sentido que se cree una Comisión de Escolarización al inicio de cada curso. La orden extraordinaria "es negativa para la ciudad por las consecuencias que está teniendo y va a tener", de ahí que agradeciera a los equipos directivos de los centros, el trabajo que están haciendo.

Miranda, que aseguró que no había vivido "una situación tan patética nunca", insistió en que esta escolarización forzosa ha aumentado las ratios en la red de centros en general, y de forma especial "han sobrecargado" los colegios Anselmo Pardo y Velázquez. Pidió a la Dirección Provincial que no busque espacios para crear nuevas aulas eliminando bibliotecas o salas de informática. "Esta escolarización es arbitraria, sin sentido y perjudicial para mucha gente de la ciudad", aseguró.

Reposición
Otra consecuencia de esta escolarización es que es preciso revisar el programa de reposición de libros de texto y ayudas al estudio que subvenciona la Consejería de Educación, porque será preciso que los centros remitan de nuevo las listas de alumnos y los libros que precisan. Este año ya se había aumentado la partida hasta los 450.000 euros, pero de cara a 2019, el consejero señala que se pedirá un incremento hasta llegar a los 550.000 euros, y al mismo tiempo, aumentar en cien mil euros la partida para mantenimiento de los colegios, que llegaría a los 635.000 euros la partida.

Indicó Miranda que en la reunión que mantuvo ayer con los directores de los centros escolares públicos y concertados de la ciudad, les informó que la Consejería ya cuenta con una arquitecta técnica adscrita al área de cara a las mejoras a realizar tanto en instalaciones deportivas como en la red de centros. Asimismo anunció que las primeras actuaciones a realizar por parte de la Consejería, en labores de mantenimiento, será en los colegios Constitución, España y Reyes Católicos.

Programas propios o en colaboración
Por último, el consejero criticó que desde el PSOE local, el Ministerio de Educación y la Dirección Provincial quieran arrogarse la autoría o el coste de distintos programas que se llevan a cabo bien en colaboración o que subvenciona directamente la Ciudad Autónoma. Señaló que por ejemplo el programa para la contratación de los 65 técnicos de educación infantil, lo sufraga la Ciudad con 1,3 millones de euros y que han tenido que esperar a mitad de septiembre para que la ministra firmara el acuerdo para ponerlo en marcha. Señaló el consejero que el convenio de compensación educativa no se ha puesto en marcha aún por los problemas en la aprobación de los Presupuestos y que como el de fomento de la educación infantil, el Estado deberá enviar el dinero en dos partes. También dijo que el CEPAFD es una iniciativa de la Ciudad Autónoma que subvenciona con fondos propios. En resumen, "ellos no hacen nada y retrasan todo".