www.melillahoy.es

Las zonas que fueron requeridas principalmente fueron el barrio del Industrial, el Real y la zona Centro aunque solo se lamentan daños materiales

El Centro de Atención del 112 recibió 245 llamadas por la lluvia
El Centro de Atención del 112 recibió 245 llamadas por la lluvia

Los bomberos atienden más de 130 incidencias en un tramo de tres horas debido a las lluvias torrenciales

jueves 11 de octubre de 2018, 04:00h
El consejero de Seguridad Ciudadana, Isidoro González, informó ayer que los bomberos tuvieron que atender el pasado martes más de 130 incidencias en un tramo de tres horas debido a las lluvias torrenciales. El Centro de Atención del 112 recibió 245 llamadas por inundaciones de casas, locales, garajes, alcantarillado y algún incendio en un cuadro eléctrico. Las zonas que fueron requeridas principalmente fueron el barrio del Industrial, el Real y la zona Centro aunque solo se lamentan daños materiales. Además, González resaltó que gracias a que se realizó un simulacro en el aeropuerto hubo un refuerzo en el Cuerpo de Bomberos con 18 funcionarios y tres mandos.
El consejero de Seguridad Ciudadana, Isidoro González, informó que el martes pasado en el tramo desde las 19:45 horas hasta las 22:00 horas se recibieron 235 llamadas en el Centro de Atención del 112 que se transfirieron tanto a Policía Local como a Bomberos.

Incidencias por la lluvia
Los motivos, sobre todo, fueron el alcantarillado, inundaciones de casas, algún local comercial, garaje comunitario y particular e incendios en cuadros eléctricos.

Sobre las zonas que más fueron requeridas, indicó que fueron el barrio del Industrial, el Real y la zona Centro aunque solo se lamentan daños materiales "que se fueron solucionando y a partir de las 22:00 hasta las 7:00 horas la lluvia cambió de intensidad y solo se produjeron 42 llamadas en relación a las circunstancias meteorológicas".

Además, señaló que la Policía local tuvo que intervenir en incidencias del tráfico llegando a cortar la calle Marqués de Montemar, que "debido a la tromba de agua en tan poco espacio de tiempo y las obras en la zona hicieron que la calle no absorbiera la cantidad de agua que estaba cayendo".

González explicó que los bomberos de Melilla tuvieron que atender 130 incidencias en esas tres horas pero se intentó dar respuesta a todas priorizando en las emergencias "más importantes". En este asunto, apuntó que gracias a que hubo un simulacro en el aeropuerto el turno de bomberos estaba reforzado con 18 funcionarios y tres mandos aunque por parte de la Agencia Estatal de Meteorología el martes no hubo ninguna previsión de alerta.

Desperfectos en colegios
Debido a las fuertes lluvias del martes, el consejero de Educación, Juventud y Deporte, Antonio Miranda, visitó algunos polideportivos y pidió un informe de desperfectos en las instalaciones deportivas.

En cuanto a las guarderías, indicó que habló con las escuelas infantiles Virgen de la Victoria, Infanta Leonor, Josefa Calles y San Francisco y no ha habido ningún tipo de desperfecto.

Respecto a los colegios, Miranda mandó un escrito a los directores de Infantil y Primaria, y únicamente en el colegio Constitución en el aula de Educación Física se han producido goteras y en el Anselmo Pardo también hubo goteras en la biblioteca del centro.

El consejero apuntó que se ha realizado un informe que se mandará a la Consejería de Fomento para que se tomen "las decisiones oportunas y correspondientes". Miranda esperaba "algo peor en los colegios pero prácticamente todo está bien". En estas circunstancias, actuará la Consejería de Educación para el arreglo y las soluciones que se puedan dar a estas actividades.

Instalaciones deportivas
En cuanto a instalaciones deportivas, el consejero informó de que ha habido daños en el Pabellón Lázaro Fernández con una inundación en los vestuarios, desagüe y material aunque la zona de la pista se encuentra bien pero se ha roto la bomba general de expulsión y hubo goteras en distintas zonas.

En el Estadio Álvarez Claro, explicó que en los locales donde está la Unión Deportiva Melilla ha habido unas pequeñas inundaciones con deterioro del mobiliario debido a que a través de los tabiques entró agua y la sala de los motores se inundó también dañándolos.

En el Pabellón García Prezzi, afirmó que ha habido una rotura de una tubería de desagüe que ha afectado a la pista y a los garajes, y tanto en éste como en otros pabellones las empresas de mantenimiento se han dedicado a la limpieza y a sacar agua.

En el Pabellón Javier Imbroda, Miranda declaró que la pista está bien y solo hay algunas goteras en los pasillos de acceso. En el Miguel Fernández, también ha habido goteras y una pequeña inundación en la pista y en el colegio Constitución se ha dañado la pista exterior y los desagües.