www.melillahoy.es

“Basada a toda costa en la política del hormigón”

Imagen de las inundaciones del martes en Melilla tras caer más de 40 litros en una hora
Ampliar
Imagen de las inundaciones del martes en Melilla tras caer más de 40 litros en una hora

Equo dice que avisó de la mala gestión urbanística del PP en las inundaciones

jueves 11 de octubre de 2018, 01:52h
Equo Melilla, tras las inundaciones de calles, garajes y locales durante las fuertes lluvias del martes, ha asegurado que la formación ecologista leva años avisando que la mala gestión urbanística del PP como “la causa de las inundaciones” ocurridas en nuestra ciudad.
"No es la primera vez que Equo Melilla denuncia la situación de la gestión y planificación urbanística de Melilla basada a toda costa en la política del hormigón" ha iniciado Equo Melilla en un comunicado de prensa.

Según la formación ecologista, "las lluvias del pasado martes, a pesar de no haber sido especialmente intensas, se ha observado cómo se han inundado calles de varias zonas de la ciudad, que incluso en algunos lugares han provocado la salida de aguas fecales a la superficie". "Y eso a pesar de que la ciudad ha gastado millones de euros de fondos europeos en levantar calles para las tuberías de evacuación de pluviales, gasto que no sirve para nada pues el problema persiste" ha subrayado Equo en su nota.

Para Equo "el problema principal es que el suelo de la ciudad ya no absorbe el agua de lluvia que cae sobre su superficie, por la sencilla razón que en los últimos 20 años la política urbanística ha sido sellar el suelo artificialmente. Hay que tener en cuenta -ha proseguido- que hace años había más suelo de tierra en la ciudad que podía asimilar buena parte de esa agua de lluvia que además recargaba los acuíferos. En la actualidad muchas zonas que eran de tierra ahora son artificiales, barrios nuevos como Averroes, Tiro Nacional, y zonas que se han artificializado no hace mucho como la plaza de la cuatro culturas, la explanada de San Lorenzo, ya no absorben ese agua sino que lo vierten hacia las tuberías que no son capaces de canalizar al ser tanta la cantidad de litros que caen sobre tanta superficie, provocando que zonas bajas se inunden".