www.melillahoy.es

El comedor San Francisco volverá a elaborar comidas a partir del lunes tras remozar la cocina

El gasto realizado en reparar los desperfectos causados por el incendio que sufrió en junio es de unos sesenta mil euros

viernes 12 de octubre de 2018, 04:00h
A partir del próximo lunes el comedor San Francisco volverá a hacerse cargo del servicio de elaboración de menús para 400 familias sin recursos, asumido de forma provisional por la cocina de la guardería del mismo recinto, una vez han finalizado las obras de mejora que se han llevado a cabo "en un tiempo récord" en estas instalaciones para subsanar los daños sufridos tras un incendio en junio. La inversión realizada ha sido de sesenta mil euros.
Los consejeros de Bienestar Social, Daniel Ventura y el de Fomento, Javier González, recepcionaron ayer las obras de mejora que se han llevado a cabo "en un tiempo récord" en el comedor San Francisco para subsanar los daños sufridos tras el incendio que sufrió este pasado junio.

Reparaciones
A consecuencia del fuego, resultaron afectados desde enseres a instalaciones fijas y la solería. Indicó González que se ha tratado de un proyecto "casi de emergencia", sin que haya seguido este procedimiento a la hora de contratar la actuación, que se ha conllevado un gasto global de 61.000 euros, de los que 42.000 euros se refieren al coste de las obras y los 19.000 euros restantes, al mobiliario renovado.

Por su parte Daniel Ventura agradeció la rápida actuación de Fomento porque el incendio ocurrió en junio y en octubre vuelve a estar operativa la cocina del comedor San Francisco. Agradeció también a la Consejería de Educación que para que el servicio de elaboración de menús no se viera interrumpido cediera las instalaciones de la cocina de la guardería San Francisco durante este tiempo, incluyendo los meses de verano.

Indicó que lo que se ha realizado no es una obra nueva, en el sentido de habilitar una nueva cocina, sino que "se ha puesto solería, se ha renovado el cableado, se han instalado algunas máquinas y nuevas medidas de seguridad como dispositivos anti incendio. Se han puesto mostradores nuevos, freidoras y una sartén basculante, y hay otras máquinas por llegar".

Recordó que el comedor San Francisco ha llegado a elaborar hasta 1.200 menús diarios, pero la cifra actual se ha rebajado a 400 comidas, "a raíz del nuevo reglamento de ayudas sociales". Los beneficiarios son tanto familias sin recursos, como personas mayores, usuarios del programa de ayuda a domicilio, la Asociación de Alzheimer y el piso temporal de personas mayores.

400 comidas
Indicó que esta reducción en 600 menús se ha debido a varios motivos. El primero es que "ha bajado el número de personas que necesitaban estos recursos y ha disminuido porque con el nuevo reglamento, los técnicos pueden decidir que viene mejor ayudar económicamente a una familia, que venir a por los alimentos". Para estos casos "existe una pequeña cantidad de dinero que se da para sustituir el comedor y ellos puedan gestionar su economía". Aclaró que este no es un programa que se dé de forma generalizada, "sino a algunas familias que cumplen una serie de requisitos".