www.melillahoy.es
Imagen de un merendero para que el alumnado pueda desayunar acompañado de animales
Imagen de un merendero para que el alumnado pueda desayunar acompañado de animales

El Enrique Soler estrena un aula de observación y experimentación de animales para los más pequeños

En el aula del centro también se dispone de un huerto, de un espacio con tortugas balcánicas y otro con aves como agapornis y periquitos

miércoles 24 de octubre de 2018, 04:00h
El Colegio Enrique Soler ha estrenado un aula de observación y experimentación para los alumnos más pequeños. Estimular a los pequeños de 1 y 2 años es una de las principales metas de este programa innovador que hace interaccionar a los animales con los pequeños. En el aula del centro educativo también se dispone de un huerto, de un espacio con tortugas balcánicas y de un espacio con aves como agapornis y periquitos para la identificación de los niños.
Junto a estos espacios se abre un merendero para que el alumnado pueda desayunar junto a estos nuevos compañeros de colegio.

También se está organizando un proyecto para que los alumnos NEE puedan visitar este espacio de manera espaciada en el curso. El Centro Infantil Enrique Soler está dando un giro completo a su metodología y está apostando por la innovación para ofertar a las familias de Melilla una educación moderna y eficaz.

La mirada de los niños pequeños están hambrientas de estímulos. De cosas que ver, tocar y con las cuales poder interactuar. El que junto a ellos estén los animales, les permitirá obtener los siguientes beneficios:
Contar con una estimulación continua diferente a la familiar. Estos animales son reconocidos por los niños como “miembros” importantes dentro del entorno escolar, alguien a quien observar, atender y respetar.

Los niños desarrollarán sus habilidades emocionales con más facilidad. Dispondrán de una mayor empatía para reconocer si el animal está tranquilo, alegre o inquieto. Sabrá lo importante que es respetar a los demás, la importancia de cuidar, respetar, acariciar, acompañar y son estímulos en cualquier etapa de sus vidas, pero en las primeras etapas se hace fundamental.