www.melillahoy.es

Ventura alerta de que puede ocurrir "alguna desgracia por el hacinamiento" de los centros de acogida de menores

Recogida de menores de la calle
Recogida de menores de la calle

Anuncia que la Ciudad trasladará al Ejecutivo central su "malestar" por el criterio seguido en el reparto de la ayuda para menores

domingo 28 de octubre de 2018, 04:00h
El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, anuncia que el Gobierno de la Ciudad trasladará su "malestar" al Gobierno central por los criterios seguidos en la distribución de los 38 millones del fondo de ayuda para las políticas de menores, porque Melilla recibe 1,3 millones frente a los 25,5 de Andalucía. Advierte el consejero que la situación que se vive en la ciudad es realmente seria y asegura que "cualquier día va a pasar una desgracias por el hacinamiento que tenemos" en los centros de acogida.
En declaraciones a la prensa, el consejero asegura que a la hora de analizar los criterios de reparto de los 38 millones de la partida extraordinaria para políticas de menores aprobada por el Gobierno central se ha cumplido lo que venía vaticinando "desde la reunión del comité interterritorial, de que tenía la pinta de ser una jugada, una estrategia" para beneficiar a Andalucía.

Reparto
Considera que la constatación de ello es que Melilla recibe 1,3 millones y Andalucía 25,5 millones. Señala el consejero que lo que queda claro es que el Ejecutivo central no ha tenido en cuenta "lo que venimos reclamando de forma urgente y emergente que es la atención de los menores que llegan a Melilla, y las pocas posibilidades que tienen de salir" de la ciudad.

Considera que en Melilla, con un incremento paulatino de la llegada de menores, "no sirve para casi nadada esa insignificancia (1,3 millones) que nos aportan". De hecho explica que según los presupuestos que facilitan las ongs que colaboran con la ciudad, el coste del traslado y la atención de un menor oscila entre los 2.500 y los 3.100 euros.

Con estos datos "cualquiera puede entender que mandar cien niños puede costar una barbaridad" y el motivo es que la operación requiere de "mucho personal para la atención de cualquier menor, necesitan un equipo multidisciplinar".

Por este y otros motivos, entiende que dar 25,5 millones a Andalucía, "es una vergüenza frente al resto de comunidades y ciudades autónomas que como Melilla estamos viviendo en primera persona esa presión". Apostilla que en el Gobierno local, por lo ocurrido con este reparto "estamos bastante descontentos".

Quejas
Asegura que el Gobierno local no sólo seguirá "reclamando un plan de contingencia nacional, la devolución de los menores a Marruecos", sino que trasladarán este "malestar" por los criterios de distribución seguidos, tanto al Ejecutivo de Pedro Sánchez como a los responsables ministeriales. Ventura confía que el Estado "se tomen un poco en serio" las propuestas que ha venido defendiendo Melilla porque advierte de que "cualquier día va a pasar una desgracia en la ciudad con el hacinamiento que tenemos en los centros de menores".

Reitera que esta situación en el sistema de protección, se produce porque "no tenemos espacio en la ciudad, carecemos de recursos estructurales, la presión es continua y las características de Melilla no tienen nada que ver con las del resto de comunidades donde los niños se pueden desplazar de un sitio a otro".

Un desastre más
Invita a la consejera de Política Social de Andalucía a que explique "cómo ha podido duplicarse en apenas tres meses el número de menores acogidos en Andalucía", porque es algo que le genera dudas, y que entiende que es una justificación para que el Gobierno Sánchez le haya concedido 25,5 millones de los 38 previstos para todo el país.

El consejero explicó que la Ciudad Autónoma presentó toda una serie de alegaciones a este reparto económico a las que "no han hecho caso". Entre ellas se planteaba que antes de aprobar la distribución, "que mantuviéramos una reunión en el Consejo Interterritorial para debatirlo y pudiéramos ver los criterios de distribución para adaptarlo a las necesidades reales de las comunidades autónomas, pero no han hecho caso en absoluto a las propuestas".

La consecuencia de ello, "que tengamos comunidades como Madrid que simplemente no han recibido ni un solo euro, cuando ha tenido un incremento importante en el número de menores". Mantiene que todo esto es "una muestra más del desastre de gestión que está llevando a cabo el Gobierno" de Pedro Sánchez.