www.melillahoy.es

Además, plantean que la calle Cándido Lobera sea peatonal desde la parada de taxis hasta el Teatro Kursaal

Imagen de la reunión que tuvo lugar ayer del Foro por la Movilidad
Imagen de la reunión que tuvo lugar ayer del Foro por la Movilidad

La Ciudad propone quitar todos los aparcamientos de la Avenida y poner zona azul en calles del Centro

jueves 08 de noviembre de 2018, 04:00h
Ayer la Ciudad presentó en el Foro por la Movilidad el borrador de la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente proponiendo quitar todos los aparcamientos de la Avenida Rey Juan Carlos I para ensanchar las aceras pero manteniendo los dos carriles de tráfico. Otra de las propuestas que plantean es la poner zona azul, de residentes y de pago por estacionamiento en algunas calles entre el Parque Hernández y la Avenida. También se habló de que más calles de la zona Centro sean peatonales como la de Cándido Lobera desde la parada de taxis hasta el Teatro Kursaal.
La Consejería de Coordinación y Medio Ambiente presentó ayer en el Foro por la Movilidad el borrador de propuestas de toda la reordenación y remodelación de la zona centro de la ciudad.

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, indicó que la línea fundamental está en quitar todos los aparcamientos de la Avenida Juan Carlos I, ampliar las aceras pero mantener los dos carriles de tráfico porque es el único eje donde los vehículos pueden salir de toda la zona oeste de la ciudad. Por lo que, “hacerla totalmente peatonal se vería bastante desértica la mayor parte de los días y causaría un problema grave de tráfico”, dijo.

Más calles peatonales
Proponen varias zonas peatonales como la calle Cándido Lobera desde la parada de taxis hasta la zona delante del Teatro Kursaal, “puede ser una zona muy bonita unida a la próxima universidad en Correos unido a la Consejería de Cultura y al Teatro”, expresó.

Quevedo también explicó que quieren hacer “pequeñas plazas peatonales” porque cree que a la Avenida “no deben acudir coches más que por la plaza Comandante Benitez y nos quedan espacios peatonales como en la calle Chacel y la de Sidi Abdelkader”.

En cuanto al resto de triángulos que existen entre la Avenida y el Parque Hernández existe la posibilidad de que tenga tráfico rodado o que sea peatonal, “solo con una señal de tráfico podemos hacer que la calle sea de 20 km/h con aparcamientos en línea o totalmente peatonal”, apuntó el consejero.

En esta primera fase, Quevedo expone que habría una zona azul, de residentes y de pago por estacionamiento con el objetivo de que en el futuro “peatonalizar progresivamente, según la demanda de los ciudadanos y comerciantes, para que las cosas se hagan de forma razonable pero sin gastar dinero en infraestructuras”.

Propuestas en el Centro
Otras de las propuestas es “un intercambiador modal cambiando paradas de taxi y meter más de autobuses en Plaza de España, acercar esta plaza a las calles colindantes para que el espacio del peatón para cruzar sea menor y más seguro y que la calle Cándido Lobera desde Ataque Seco sea solo en dirección de bajada para ampliar las aceras”.
“Todas las calles del centro se ampliarían llevando arbolado y con un diseño más atractivo que contribuye al comercio y a las relaciones de los melillenses”, resaltó.

En este asunto, Quevedo plantea que en Isla Talleres y la calle Justo Sánchez Miñano haya unos pasos de peatones elevados y la apertura de la valla del parque Hernández para fomentar el aparcamiento en el parking.

El consejero de Coordinación y Medio Ambiente manifestó que se presentaron “muchas propuestas” aunque la opinión general de los asistentes fue “positiva” pero les han dado de plazo todo el mes de noviembre para que las asociaciones hagan sugerencias “muy concretas” y las diferentes Consejerías de Medio Ambiente, Fomento y Seguridad Ciudadana lo estudiarán para tener una nueva reunión el 15 de enero.

Límites de velocidad en Melilla
El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, expresó que en esta reunión del Foro por la Movilidad se ha tratado de nuevo la jerarquización viaria planteando los límites de velocidad en cada una de las calles de la ciudad.

La Consejería propone que las calles sean de 30km/h, incluso de 20 km/h y algunas carreteras como la de Alfonso XII o la del Aeropuerto a 40 km/h y únicamente General Astilleros, Polavieja y Álvaro de Bazán a 50 km/h porque está controlada por semáforos y “es la vía histórica que une el Puerto y la frontera de Beni-Enzar”.

Quevedo indicó que hay algunos grupos que piden que las calles sean un poco “más lentas” y que otras estén compartidas con la bicicleta, aunque la mayoría se ha mostrado a favor de la Ciudad.