www.melillahoy.es

BALONCESTO - LEB ORO

El encuentro resultó muy emocionante
El encuentro resultó muy emocionante (Foto: Força Lleida)

El Melilla Baloncesto planta cara al líder, pero acaba perdiendo

LOS ILERDENDES VENCIERON POR UN AJUSTADO 67-66

sábado 10 de noviembre de 2018, 04:00h
Una de las claves que explican la derrota de los melillenses en Lleida fueron los 21 balones perdidos a lo largo del encuentro. El mismo entrenador Alejandro Alcoba reconocía que con tantas pérdidas resulta difícil ganar un partido. Además, los errores de los ayer de violetas en el último ataque del partido les condenaron, fallando el mejor jugador, Caleb Agada, el último lanzamiento.

El Melilla Baloncesto se dejó en Lleida su buena trayectoria que tenía como visitante y acabó perdiendo frente al Força Lleida por un punto (67-66), aunque los de Alejandro Alcoba llegaron a tener una última pelota para ganar el partido. La defensa ilerdense impidió que Caleb Agada pudiera conseguir su objetivo.
El partido comenzó con dominio del equipo local, que rápidamente cobró una renta de cinco puntos para instalarse en el 9-4. Sin embargo, el decano reaccionó y, tras un parcial de 0-8, logró situarse tres puntos arriba en el electrónico. Desde ese momento, el cuadro visitante siempre fue por delante en el marcador y llegó a contar con una máxima ventaja de seis puntos (13-19). Al término del primer cuarto la diferencia a favor de los de Alejandro Alcoba quedó establecida en tres puntos (19-22).
Los inicios del segundo cuarto fueron radicalmente distintos puesto que el Força Lleida consiguió un parcial de salida de 10-2 para recuperar su máxima ventaja de cinco puntos (29-24). El trabajo defensivo de los hombres de Jorge Serna resultó clave para explicar esta recuperación de los catalanes. A pesar de ello, el Melilla Baloncesto se recuperó después de un tiempo muerto pedido por Alcoba y firmó un 2-15 para disponer de su máxima renta de ocho puntos de toda la primera parte (31-39). Al descanso, la ventaja de los visitantes -ayer de violetas- se vio reducida a cinco puntos (35-40). Los jugadores más destacados por parte melillense fue Franch y Zyle, marchándose ambos a los vestuarios con diez puntos en su casillero.
El tercer periodo resultó muy flojo por parte de los dos conjuntos, ya que ni uno ni otro lograron imponer su ritmo. Los errores en ataque se sucedieron y el parcial de este periodo (13-9) explica a las claras los errores que iban cometiendo. De salida, el Força Lleida firmó un parcial de 9-2 pero los de Alcoba volvieron a reaccionar y a la conclusión del cuarto volvían a situarse por delante en el luminoso (48-49).
Los últimos diez minutos se vivieron con cambios constantes de dominio en el electrónico. Así, tras una ventaja local de dos puntos (53-51) se sucedió otra para el cuadro melillense (53-55), gracias al acierto de Agada, que en el cuarto asalto consiguió anotar diez puntos. A 4’ para el final el marcador se igualaba a 64, pero el Força Lleida lograba la ventaja definitiva merced al acierto de Djuran, ex jugador la pasada temporada del Melilla Baloncesto. Agada no consiguió anotar en el último ataque y la victoria se la apuntó un Lleida que se ratifica en el liderato (67-66).

Jorge Serna: “Si no hubiéramos estado a un gran nivel defensivo hubiésemos perdido”

El técnico del Força Lleida aseguró sentirse al final del partido “muy satisfecho por la victoria y por seguir ganando en nuestro campo, aunque estoy muy disgustado por nuestro juego ofensivo, ya que no estuvimos bien en ataque pero ahí tiene una buena parte de culpa el rival que trabajó muy bien el encuentro. Nosotros no fuimos capaces de leer nuestras ventajas y estábamos atascados tanto en la primera como en la segunda parte. La diferencia estuvo en que cuando nosotros hicimos las rotaciones pudimos aumentar nuestro nivel defensivo y, a partir de ahí, pudimos correr con nuestro estilo”, recalcó.
También explicó que, pese a todo, estaba muy contento porque, una vez más, sus jugadores se “dejaron la vida en el parquet. Estoy satisfecho porque luchamos todas las pelotas y defendimos a gran nivel. Por eso ganamos”.

Alejandro Alcoba: “Perdiendo 21 balones es muy dificil ganar cualquier partido”

El entrenador del Melilla Baloncesto incidía, en rueda de prensa, que los suyos “comenzaron el partido con la intensidad necesaria y lo llevamos a donde queríamos durante el primer cuarto. Así, conseguimos irnos en el marcador por ocho puntos y dominábamos el ritmo del encuentro. El equipo estaba cómodo, pero no supimos irnos más en el electrónico y dimos vida al Lleida”, aseguraba.
Alcoba cree que los locales se engancharon al partido por culpa de sus “pérdidas de balón (21). Durante el tercer acto tuvimos buenas defensas, pero no pudimos culminarlas con canastas y, una vez más, volvimos a perder demasiados balones. Dejamos recuperarse al Lleida, pese a estar muy tocado. No supimos romper el choque cuando podíamos hacerlo. Los dos equipos nos mostramos a un buen nivel defensivo y al final el cara y cruz fue favorable para el Lleida”.