www.melillahoy.es

FÚTBOL SALA - DIVISIÓN DE HONOR JUVENIL

La Viceconsejera de la Mujer, Isabel Moreno, acudió a este encuentro en el que los barcelonistas lucieron camisetas de color violeta
La Viceconsejera de la Mujer, Isabel Moreno, acudió a este encuentro en el que los barcelonistas lucieron camisetas de color violeta (Foto: Guerrero)

Los azulgranas se dan un respiro

PEÑA BARCELONISTA 7-5 REALBETIS FUTSAL

domingo 18 de noviembre de 2018, 04:00h
Los de José Antonio Revuelta, en un duelo trepidante, sumaron tres puntos de oro.
La Peña Barcelonista logró ayer tres trabajados y valiosos puntos frente a un Real Betis Futsal que causó una muy buena impresión en su paso por el Pabellón Lázaro Fernández. Al final de los cuarenta minutos el electrónico reflejó un ajustado 7-5 favorable a los de José Antonio Revuelta, que, de este modo, encadenan tres encuentros consecutivos sin conocer la derrota en casa.
Lo cierto es que el choque no podía comenzar de peor manera para los locales, ya que encajaban el 0-1 cuando apenas había transcurrido el primer minuto de juego. Los azulgranas reaccionaron casi de forma inmediata, marcando tres tantos en escasamente siete minutos, por mediación de Moha Rubio (2) y Nebil. Con 3-1, y cuando mejor parecían marcharse las cosas a los peñistas, los béticos se metieron de nuevo en la contienda aprovechando graves errores defensivos de los melillenses, que dejaban escapar la renta de dos goles al descanso (3-3).
En el segundo tiempo, el encuentro se volvió complemente ‘loco’, sucediéndose las ocasiones de gol en una portería y otra, con balones a los palos y grandes intervenciones de los cancerberos, resultando Iarley otra vez fundamental para su equipo. Ali adelantaba a los suyos en el 24’, igualando el electrónico el cuadro sevillano un minuto más tarde. Ali y Sufian daban un respiro a los barcelonistas con sendos tantos, pero los visitantes no arrojaron la toalla y pusieron en serios aprietos a los melillenses, quienes se dejaron el alma y acabaron imponiéndose por 7-5, tras el gol de Sufian en los últimos segundos que certificaba la victoria de los locales.