www.melillahoy.es
Carlos Baeza agradeció a su mujer Else Kraemer el apoyo que le dio para crear esta obra
Ampliar
Carlos Baeza agradeció a su mujer Else Kraemer el apoyo que le dio para crear esta obra

“Este libro puede entenderse como el testimonio gráfico de toda una vida dedicada a este noble oficio de ‘pintor’”

Este viernes, a las 20.30 horas en el Club Marítimo, se presenta “La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas”

martes 20 de noviembre de 2018, 02:06h
Carlos Baeza presenta este viernes, a las 20.30 horas en el Club Marítimo, su libro “La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas”, una obra que resume sus cuarenta años de artista. El propio melillense asegura en esta entrevista concedida a MELILLA HOY que “este proyecto editorial puede entenderse como el testimonio gráfico de toda una vida dedicada a este noble oficio de “pintor”, (porque eso de “artista” suena demasiado grandilocuente…)” afirma. Estas son sus impresiones.
Usted va a presentar el próximo viernes 23 de noviembre, a las 20.30 horas en el Club Marítimo, su libro “La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas” ¿Qué nos puede contar de su obra?
Efectivamente, la presentación al gran público será el próximo viernes. Un momento emocionante. Tan solo mi familia ha tenido la oportunidad de seguir el proceso y juzgar el resultado. Ahora queda comprobar la acogida que pueda tener por parte de los amantes de los libros, el Arte y todos los que deseen conocer mi trabajo.

Os puedo asegurar que esta aventura editorial ha sido apasionante. Una labor muy compleja tras estas páginas, que la mayoría de los lectores desconocen, ya que la tarea comienza con la revisión, recopilación y la selección de cientos de obras. Tenga en cuenta que estamos hablando de un trabajo realizado durante más de 40 años dedicado a la creación. Toda una vida. Luego éstas hay que catalogarlas, especificando el título, el año de ejecución, la técnica, sus dimensiones…y, más tarde, fotografiarlas convenientemente. Terminada esta fase de documentación, queda dar forma al proyecto y, por supuesto, comentarlas razonadamente dentro de los diferentes contextos que conforman el libro.

Estoy muy satisfecho con el resultado. Como se dice coloquialmente, hemos “echado toda la carne en el asador”, y lo digo en plural porque este sueño, largamente acariciado, no habría sido posible sin el entusiasmo y la confianza de mi mujer en esta arriesgada empresa. El esfuerzo y el riesgo son mutuos. No hemos escatimado medios para esta edición. De manera que el público encontrará entre sus manos un producto de calidad: tapas duras con sobrecubierta, formato generoso (28 x 28 cm.), papel satinado de alto gramaje, excelentes reproducciones de alta resolución… La idea era hacer lo más parecido a un libro de autor. Un libro para disfrutar, para lucirlo en la mesa del salón y, por qué no, para regalar.

¿Qué destacaría de este ejemplar en el que expone una trayectoria artística de 40 años?
Bueno, hay que tener en cuenta que el libro se divide en dos partes claramente diferenciadas. La primera, que da título al libro, está concebida como un viaje imaginario a una ciudad inexistente que solo se entiende en el pensamiento de su autor. “La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas” es algo más que un lugar geográfico, aunque este recorrido está cargado de referencias visuales a la ciudad donde nací, crecí, conocí el amor… y donde sigo viviendo. Se trata de un lugar emocional. Un sentimiento de nostalgia difícil de explicar. Creo que se entenderá mejor cuando se lean los textos y se disfruten las imágenes que tratan de definirla.

La segunda parte recopila el resto de mi producción plástica. Todos aquellos óleos y dibujos que he realizado desde el año 1977 hasta la actualidad. El más reciente, incluido también en el libro, de hace solo unas semanas.

Así, este proyecto editorial, puede entenderse como el testimonio gráfico de toda una vida dedicada a este noble oficio de “pintor”, (porque eso de “artista” suena demasiado grandilocuente…).Ya que me pide destacar un aspecto de este libro, destacaría el rigor y el gran cariño con el que ha sido concebido, para que el lector disfrute de esta propuesta artística a través de una sobria y elegante “puesta en escena”, de manera que lo accesorio no distraiga su contenido.

Este es su primer libro y ha estado muy trabajado ¿se animará a un segundo o las energías las ha consumido con este primero?
Como le he comentado, la experiencia ha sido apasionante. Repasar el camino recorrido a lo largo de 40 años de trabajo ha sido muy gratificante. Compruebas que no has perdido el tiempo y que vivir tiene sentido. Ahora puede ver todo tu trabajo recogido e impreso en papel, formando parte de una especie de legado personal. Y el resultado me hace sentirme satisfecho del esfuerzo realizado. Como bien apunta, ha sido mucha la energía invertida en este proceso. La gestión del mismo con la editorial ha sido muy estrecha, ya que, en todo momento he controlado el diseño, la maquetación, la tipografía y el aspecto final. Ha sido un trabajo, llamemos invisible, pero que ha requerido de toda la concentración posible.

Para que un segundo libro fuese posible habrían de pasar, por lo menos, otros 40 años… y eso, lo creo improbable. Este grueso volumen de casi 3kg ha sido un “parto” difícil que viene a cerrar un ciclo y, a partir de ahora, comienza un periodo creativo que necesita de cierta reflexión. Algo tengo muy claro, en mi producción venidera no habrá cabida para más cúpulas, ni modernismo. Ahora toca buscar otros motivos, explorar otros terrenos y, sobre todo, trabajar. Ya veremos que me depara el destino.

¿Qué o quién le animó a escribir “La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas”?
Ya lo he dicho. Nada de esto hubiese sido posible sin el apoyo de mi mujer. Primero me ayudó proporcionándome el tiempo necesario para desarrollar mi labor (que no es poco) y, más tarde, me animó a emprender esta aventura para darla a conocer. Gracias a su confianza me decidí a escribir sobre una idea que ha centrado gran parte de mi producción y que ha terminado dando nombre a mis páginas profesionales en redes sociales como Instagram y Facebook.

Ya he contado en varias ocasiones que la idea se fue gestando hace más de 30 años durante mi periodo de formación universitaria. Conviviendo con mi buen amigo Enrique Pérez Mateo, que por cierto ejercerá de maestro de ceremonia durante la presentación el próximo viernes, fuimos conformando una imagen melancólica de la ciudad que habíamos dejado atrás. Yo diría que la fuimos deformando, de la misma forma que nuestra memoria selecciona los buenos recuerdos, hasta crear un escenario ideal: nuestra particular Arcadia. A lo largo de todos estos años, muchas de mis obras iban encaminadas a construir este espacio emocional que dio lugar a “La Ciudad de las Cúpulas y las Mezquitas”. Pero lo mejor será leer el libro para entenderla mejor…

El que no conozca la obra de Carlos Baeza ¿cómo se definiría? ¿cuáles son sus obras más emblemáticas o a las que tiene más cariño?
Soy contrario a las etiquetas, pero para el que no conozca mi obra me definiría como un pintor figurativo. Sigo apostando por esta forma “legible” de expresión y me siento cómodo con ella. Pero, al contrario de lo que podía pensarse, no me agrada el término hiperrealista o cuando me dicen: “…parece una fotografía….”. No negaré mi fidelidad a la realidad cuando la intento representar, pero siempre he intentado que mis dibujos no dejen de parecer eso, solo dibujos. Ciertamente me desagrada el exceso de virtuosismo dentro de este género como fin último. Es algo que no me planteo a la hora de crear, de hecho hay ocasiones en las que prescindo de esa rigidez formal para contar otras historias. Eso sí, tengo un gran defecto: soy un “perfeccionista”, muchas veces, irritante… (risas…)¡Qué le vamos a hacer….!
En cuanto a lo de las obras más emblemáticas, le diría que, aunque todas son como pequeñas criaturas a las que tomas cariño, sí que por diferentes motivos considero favoritas o emblemáticas a algunas de ellas. En este sentido puedo destacar un óleo de 1999,“Metropol”,porque resume el espíritu de mi proyecto. Pero títulos como, “Avenida”, “Mientras la ciudad duerme”, La Puerta del Sur”, “El Perfume del Tiempo” o “El Viejo Almacén” siempre estarían en una selección definitiva para ser expuestas. Dentro de otro ámbito temático, determinadas naturalezas muertas como “Higos”, “Chumbos” o “Vaso de té con hierbabuena” son obras por la que siento una especial predilección. Todas y cada una de estas obras aparecen en el libro.

¿Ha contado con alguna ayuda pública o es una obra íntegramente financiada por usted?
Como tantas veces se cumple, puede que la consabida alegoría, “Nadie es profeta en su Tierra”, no sea una excepción en mi caso. He de dejar claro que para hacer realidad este sueño no hemos contado con ninguna ayuda institucional. El libro lo hemos sacado adelante haciendo muchos sacrificios, pero, eso sí, “financiada” con mucha ilusión.

Sin embargo, esta falta de patrocinio, llamemos “oficial”, me ha permitido controlar todo el proceso y los más mínimos detalles de la publicación. Esto es importantísimo. A partir de ahora, nuestra esperanza no es otra que amortizar, cuanto menos, la inversión realizada pues los costes para este tipo de productos editoriales terminan siendo muy elevados. Incluso la presentación lleva aparejados otros gastos como cartelería, invitaciones, bolsas de regalo, catering, etc… que hace que los márgenes de beneficio sean nulos. Como se dice coloquialmente: “lo comido, por lo servido”. Pero merece la pena el esfuerzo.

Eso sí, quería agradecer al Real Club Marítimo de Melilla, a su Presidente y a su junta directiva, la ayuda prestada al cederme desinteresadamente su sala de conferencias para este acto.

El que esté interesado en su compra ¿dónde y cómo lo puede adquirir?
Todos aquellos que estén interesados en adquirir el libro podrán hacerlo allí mismo tras el acto de presentación. Por tratarse de un acto extraordinario, tanto los libros reservados con anterioridad como los adquiridos durante este evento tendrán un precio especial. A partir de ese día, el libro se podrá adquirir en librerías especializadas de la ciudad, por supuesto a un precio algo mayor, por cuestiones meramente comerciales ajenas a mi voluntad. La primera edición está limitada a 200 ejemplares, pero en función de la demanda será ampliable para poder hacerse con uno de ellos desde cualquier punto del mundo a través de una plataforma digital.

Si se nos ha quedado algo en el tintero ¿quiere apuntar alguna cosa más?
Recordar que la entrada a la presentación será libre hasta llenar aforo. No es necesario acreditar ningún tipo de invitación y que será muy breve. El objetivo es dar a conocer y brindar por este proyecto. Agradezco desde este diario a todas aquellas personas, amigos y seguidores, que a través de las redes me han expresado su apoyo. Realmente estoy sorprendido por la excelente respuesta del público que ya ha confirmado su asistencia al acto del próximo viernes y por la inusitada expectación que mi libro ha suscitado. No quisiera olvidarme de aquellos buenos amigos que han colaborado en la edición de este libro aportando unos entrañables artículos, que a modo de prólogo, enriquecen el contenido literario del proyecto. Mi agradecimiento a Vicente Moga, Antonio Abad, Antonio Bravo, Enrique Pérez Mateo, José F. Carrasco, Luis Ruiz Padrón y, aunque póstumo, al poeta Miguel Fernández, que no dudaron en sumarse, desinteresadamente, a este particular “festín” artístico.