www.melillahoy.es
Imbroda fue recibido ayer en La Moncloa por Sánchez
Imbroda fue recibido ayer en La Moncloa por Sánchez

Imbroda rechaza el muro de Vox y pide “contacto permanente” con Marruecos en inmigración

Reclama en su reunión con Sánchez una mayor presencia de la Policía y de la Guardia Civil en la frontera

miércoles 05 de diciembre de 2018, 04:00h
El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha rechazado la propuesta de Vox de levantar un muro en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla para contener la inmigración y ha apostado por el “contacto permanente” con Marruecos para responder a la inmigración ilegal o irregular.
“No, no es la solución un muro de hormigón como el que vemos en Israel, en Jerusalén, para separar Israel y Palestina”, ha afirmado en rueda de prensa al ser preguntado sobre la propuesta que incluye Vox en su programa electoral, con el que ha obtenido 12 escaños en el Parlamento andaluz.
Imbroda, al igual que su homólogo ceutí, Juan Jesús Vivas, se ha reunido esta martes con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y ha defendido cambios en la política migratoria, pero se ha mostrado también contrario a la construcción de un muro. Según él, Melilla ya cuenta con los elementos físicos para separar España de Marruecos, aunque sí ha reclamado una mayor presencia de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en la frontera con Marruecos.
El presidente de Melilla ha aseverado que ha leído “en internet” que el líder de Vox en Melilla, Jesús Delgado Aboy, planteaba la construcción de un “muro infranqueable” como “una metáfora”, pero en cualquier caso ha insistido en que “un muro de hormigón no es la solución”.

La inmigración, “un problema” de la UE
De esta manera, ha pedido que se aplique la inteligencia en Ceuta y Melilla y que se trate la inmigración en “un contacto permanente con Marruecos”. Además, ha apuntado que la inmigración atañe a toda la Unión Europea y ha agregado que “el que un subsahariano pueda pasar la valla” de Melilla es “un problema de la UE”.
“Con Marruecos hay que mantener relaciones excelentes, pero en paridad e igualdad”, ha continuado, y ha argumentado que si bien el país norteafricano comienza a tener “un problema de inmigración también ya”, este “tiene que ayudar más”. Por tanto, para que no salgan “tantas pateras de las playas” cree que hay que “exigir” y a la vez “ayudar” a Marruecos.
Por otro lado, también ha señalado a los países origen de los inmigrantes, “donde hay que ir a ayudarles y regular la inmigración”, porque esta puede pasar de ser “buena” a “mala” si sale “desbordada o desbocada”.