www.melillahoy.es
Los hechos tuvieron lugar en el Puerto Noray
Los hechos tuvieron lugar en el Puerto Noray

Se enfrenta a 4,5 años de prisión por pegar y robar el móvil a un joven en el Puerto Noray

Un grupo de jóvenes rodeó a la víctima; le enseñaron un arma blanca y le dieron varios puñetazos. Una vez aturdido, le sustrajeron 120 euros y un teléfono móvil. La Guardia Civil pudo recuperar el teléfono

jueves 06 de diciembre de 2018, 04:00h
El 4 de noviembre de este mismo año, a altas horas de la madrugada, un joven sufrió un violento atraco en el Puerto Noray. Un grupo de personas lo rodeó y uno de los integrantes de dicho grupo, supuestamente el acusado, le enseñó un arma blanca y le propinó varios puñetazos con el ob jetivo de robarle dinero y el móvil. La Guardia Civil fue alertada por la víctima y dio con el acusado, quien tiene antecedentes, interviniéndole el móvil robado. Pese a que el denunciante no se ratificó en la vista, el Ministerio Fiscal consideró probados los hechos e interesó para el acusado una pena de 4,5 años y 900 euros de multa, por robo con violencia y lesiones, respectivamente.
Según el relato de los hechos presentado por el Ministerio Público, el pasado 4 de noviembre, sobre las 05:30 de la madrugada, se produjo un vilento robo en el Puerto Noray.
Varios jóvenes (entre ellos, supuestamente, el acusado) rodearon al denunciante. El acusado esgrimía un arma blanca y le pidió que le diera “todo lo que la víctima llevara encima”; al oponer resistencia, el acusado le propinó varios puñetazos, dejándolo aturdido y aprovechando para robarle un total de 120 euros y un teléfono móvil.
Minutos después, el joven dio parte de lo ocurrido a la gUardia Civil en el mismo Puerto Noray, y los agentes organizaron una batida, encontrando finalmente al sospechoso e interviniéndole el teléfono robado, no así el dinero, que no se encontró.
El acusado, quien tiene antecedentes por este mismo delito, se acogió a su derecho a no declarar; el denunciante, por su parte, aseguró no recordar nada de aquella noche dado que estaba “muy borracho”.
El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 4,5 años por un delito de robo con violencia, además del pago de una multa de 900 euros por la comisión de un delito leve de lesiones. De ser condenado, el acusado deberá abonar al perjudicado una responsabilidad civil de 120 euros por el dinero robado más 90 euros por las lesiones sufridas.