www.melillahoy.es
Los pequeños aprendieron a hacer un dreidel, juego tradicional de Janucá
Los pequeños aprendieron a hacer un dreidel, juego tradicional de Janucá

Los pequeños conocen en el Museo las distintas tradiciones de Navidad y Janucá a través de un taller

Además, pudieron pintar un dreidel de cartulina, diseñar y decorar su propia bola para el árbol y confeccionar su Rey Mago favorito

jueves 27 de diciembre de 2018, 04:00h
Ayer se llevó a cabo los talleres etnográficos de la Consejería de Cultura en el Museo Arqueológico de la ciudad con la participación de 22 pequeños que conocieron las distintas tradiciones de Navidad y Janucá. Esta actividad, dirigida a niños de entre 3 y 10 años se realiza para dinamizar los Museos de la ciudad y para que puedan conocer un poco más su historia. También, los niños pudieron pintar un dreidel de cartulina, diseñar y decorar su propia bola para el árbol y confeccionar su Rey Mago favorito.
Gloria Rodríguez, coordinadora de actividades culturales, explicó que a través de los talleres etnográficos los niños van a poder conocer las distintas tradiciones tanto de Navidad como de Janucá.

Por ello, bajaron al Museo etnográfico de las Peñuelas en el que les explicaron el origen de la Navidad y Janucá, por qué se celebran, las tradiciones, etc.

Los pequeños pintaron un dreidel, juego típico de Janucá, que es una peonza hecha con cartulina donde pone las reglas en cada lado para que los niños aprendan a jugar y puedan hacerlo después de ir a su casa.

También, en el Museo Arqueológico pintaron una bola para el árbol de Navidad, un Rey Mago, en el que cada niño eligió su favorito y una vela de Janucá.

Estos talleres si pero a lo largo del año hemos realizado diferentes talleres como en todos los santos, semana santa y en diciembre.

Rodríguez indicó que estos talleres infantiles están enfocados para niños de entre 3 y 10 años, aunque son “un poco flexibles si viene un niño de 11 o 12 años ”.

Sobre lo que más llama la atención a los pequeños en el Museo, respondió que “una tumba típica de Rusadir, las ánforas que son muy grandes y los pendientes de palomas fenicias”.