www.melillahoy.es
Imagen de la Junta Local de Seguridad celebrada ayer en el Palacio de la Asamblea
Ampliar
Imagen de la Junta Local de Seguridad celebrada ayer en el Palacio de la Asamblea (Foto: Guerrero)

Delegación dice que en 2018 entraron a Melilla menos menores migrantes que el año anterior

Moh: “Bienestar Social tiene que poner medidas para evitar que estos menores deambulen por las calles”

jueves 10 de enero de 2019, 04:00h
La Delegación del Gobierno en Melilla defendió ayer que el número de entradas de menores extranjeros no acompañados a la ciudad a lo largo de 2018 ha sido menor que el del año anterior, al pasar de 1.149 entradas en 2017 a 1.070 en los 12 meses posteriores. La delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, aportó estos datos tras la Junta Local de Seguridad celebrada en el Palacio de la Asamblea, a la que asistieron el presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, el consejero de Seguridad Ciudadana, Isidoro González, y los máximos responsables de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local.
En declaraciones a los periodistas, Moh explicó que los datos oficiales de la Policía Nacional revelan que en 2018 hubo 79 entradas menos que en 2017, y 53 más que en 2016, y aseguró que las cifras que se han ido anunciando desde la Consejería de Bienestar Social no se adecuan a la realidad.
“Una cosa es el número de menores que se atiende en los centros de la Ciudad Autónoma y otra muy distinta que sean de nuevo ingreso, como han hecho ver en varias ocasiones desde el Gobierno local tanto en redes sociales como en ruedas de prensa”, explicó refiriéndose a los tuits publicados por el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura.
“Cuando contabilizan menores que se atienden porque no están a la hora del recuento y se les ha dado de baja y después se le ha vuelto a dar de alta, no estamos hablando de una entrada nueva de un menor sino que es el mismo menor que no estaba en el centro y después sí”, insistió.
La delegada apostilló que “aunque se vuelva a llevar a la Policía, si este menor ya estaba reseñado, ya estaba en la ciudad, no ha vuelto a entrar”.
Moh admitió que no se ha producido un descenso significativo, pero reiteró que en el último semestre del 2018 han ido disminuyendo las entradas con respecto a los mismos meses de los años anteriores.
“El mayor número de entradas que se produjo en el año 2018 fue en el mes de enero, con 126 menores. A partir de ahí, han ido disminuyendo esas entradas”, reveló Moh tras la Junta Local de Seguridad, dedicada de forma monográfica a los de menores extranjeros no acompañados.
Por ello, la delegada señaló que en Melilla existe “un problema que hay que abordar y que todas las partes implicadas tienen que poner solución” pero considera que “no es de recibo que solo se ponga el foco de atención en la Delegación del Gobierno cuando la competencia en materia de menores corresponde al consejero de Bienestar Social, que también tiene que ponerse manos a la obra”.

Deambulando por las calles
En la Junta Local de Seguridad se abordó la cuestión del posible aumento de actos delictivos de estos menores que se suceden a altas horas de la madrugada, “cuando estos jóvenes tendrían que estar en los centros de referencia y no deambulando por las calles”.
La delegada recordó que, aunque la colaboración del Gobierno central “siempre va a estar ahí”, es la Consejería de Bienestar Social la que tiene que poner medidas para que estos menores no deambulen por las calles, dado que es la Ciudad Autónoma la que tiene la tutela de los mismos.
Por último, Moh informó de que han solicitado que esta cuestión se aborde periódicamente y que se invite a otros actores que también tienen competencia en esta materia como la Fiscalía de Menores o el juez de Menores, entre otros, y que la próxima reunión será el 22 de enero.