www.melillahoy.es
Los hechos tuvieron lugar en las inmediaciones de Beni Enzar
Los hechos tuvieron lugar en las inmediaciones de Beni Enzar

Piden 4 años a un hombre por agredir y robar a otro en la frontera de Beni Enzar

La víctima, un porteador que estaba en la cola, se percató de que el acusado trataba de robarle y se enfrentó a él, iniciando una pelea

jueves 10 de enero de 2019, 04:00h
El día 1 de diciembre de 2016 tuvo lugar una pelea en la cola para el acceso al paso fronterizo de Beni Enzar, trifulca en la que tuvieron que intervenir hasta 3 agentes. Según el Ministerio Fiscal el acusado, un ciudadano marroquí, fue sorprendido por el perjudicado (porteador, también marroquí) mientras trataba de robarle, lo que produjo un enfrentamiento entre ambos. El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 4 años de prisión por un delito de robo con violencia con agravante de objeto peligroso, dado que supuestamente utilizó un palo para agredir al perjudicado. La defensa afirmó que no hubo robo y que el enfrentamiento no fue más que una pelea en la que ambos agredieron.
El 1 de diciembre de 2016, sobre las 10:10 de la mañana, en la carretera donde se ubican las colas para el paso de los porteadores a través de la frontera de Beni Enzar (calle General Astilleros), se produjo una pelea entre dos ciudadanos marroquíes que trabajan habitualmente en la citada frontera.
Según sostiene el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación, en base al testimonio del perjudicado (que actualmente se encuentra expulsado del territorio nacional y, consecuentemente, no pudo prestar declaración), la víctima se encontraba en la cola para la frontera, cargando unas cajas, cuando se percató de que alguien le estaba metiendo la mano en el bolsillo con ánimo de arrebatarle cuanto llevara.
El perjudicado, quien en su testifical afirmó que conocía “de vista” al acusado porque sabía que se dedicaba a robar en la frontera, se dio la vuelta y se encaró con el acusado para evitar el robo, momento en el que éste reaccionó propinándole varios golpes, haciendo uso tanto de los puños como de un palo que cogió del suelo.
Ante el revuelo generado, los allí presentes acudieron en busca de varios agentes de Policía Nacional que se encontraban controlando el flujo de personas en la rotonda de Beni Enzar.
Los agentes declararon que, al intervenir, encontraron a los dos hombres “enganchados”; “la víctima estaba abrazando al acusado, para evitar que escapara”, si bien ninguno de los policías apreció que hubiera ningún palo, como sostiene tanto la víctima como el mismo Ministerio Fiscal.
El acusado, que requirió de la asistencia del intérprete, se acogió a su derecho a no declarar, si bien utilizó su derecho a la última palabra para proclamar su inocencia y negar el robo: “solo fue una pelea”.
El Ministerio Fiscal interesó para el acusado la imposición de una pena de 4 años de prisión por un delito de robo con violencia agravado por el uso de un instrumento peligroso, además del pago de una multa de 600 euros por un delito de lesiones y el pago de una indemnización por valor de 230 euros (180 por las lesiones y 50 por el móvil, que no fue recuperado).
La defensa consideró que no se podía aplicar el agravante, dado que no se acreditó la existencia de ningún palo u otro instrumento peligroso. Además, negó la tesis del robo y recordó que el acusado también presentaba lesiones a raíz de lo que fue, según sus argumentos, solo una pelea.