www.melillahoy.es

Aberchán denuncia que la "sumisión" a los partidos nacionales "secuestra los intereses melillenses"

Portavoces de Compromís con los presidentes de CPM y Caballas
Portavoces de Compromís con los presidentes de CPM y Caballas

El cepemista espera que la PNL sobre un nuevo tratado de buena vecindad con Marruecos salga adelante en el Congreso

viernes 11 de enero de 2019, 04:00h
El presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán denunció ayer "la sumisión" de PP y PSOE a los partidos nacionales que tiene como consecuencia el "secuestro de los intereses de los melillenses". Indica que ejemplo de ello es que ayer en el Congreso se hablase de los Presupuestos de 2019 y que en ningún momento se hiciera referencia a Melilla y sus necesidades. Por ese motivo CPM ha acudido a Madrid para lograr, a través de Compromós, presentar una PNL que articule un nuevo tratado de vecindad con Marruecos.
En declaraciones a este Diario, Mustafa Aberchán manifestó que lo que se ha intentado conseguir con la PNL (proposición no de ley) es dar cumplimiento al compromiso que adquirió C PM con los comerciantes y los empresarios melillenses en lo que se refiere a buscar soluciones a los problemas que se dan en la frontera.

PNL
Pero se lamentó el cepemista de que esta iniciativa no ha contado ni en la Asamblea melillense ni en el parlamento español con el respaldo necesario, de ahí que hayan acudido al grupo de Compromís para presentarla a todos los grupos del arco parlamentario e impulsarla para su aprobación. Será en su debate cuando se conocerá, advierte, la postura de todos los partidos políticos.

Lo que CPM y Caballas promueve, a través de esta PNL, se articula en tres ejes. El primero es un tratado de buena vecindad entre España y Marruecos, con el fomento de políticas de desarrollo. En segundo lugar, la mejora de la seguridad aumentando los medios tanto técnicos como humanos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la frontera, al tiempo que se apuesta por la apertura de un nuevo puesto fronterizo, la recuperación de la aduana comercial y facilitar el tránsito de personas entre ambos lados. El tercer eje hace referencia a la inmigración, y en concreto al tema de los menores extranjeros no acompañados con una clara apuesta por la devolución o rescate de estas competencias por parte del Estado. Entienden los cepemistas que el Gobierno central tiene una mayor capacidad a la hora de tratar directamente esta cuestión migratoria con su homólogo marroquí y no Melilla.

Ciudad cárcel
La PNL incluye “una radiografía social de Melilla y de la necesidad de cubrir una deuda histórica, la de hacer cumplir lo que recogen tanto el artículo 14 como el 128 de la Constitución" porque considera que ni los melillenses son todos iguales entre sí, ni ante el resto de los ciudadanos españoles.

Como ejemplo expuso que la tasa de paro en Melilla supera en diez puntos la media nacional y la del paro juvenil es de 27 puntos. A esto sumó las cifras de fracaso escolar y la falta de un tejido productivo en Melilla, cuestiones que la convierten en una "ciudad cárcel con una población funcionaria y un comercio minorista que se ve amenazado por los cambios convulsos de la política fronteriza".

Afirma que es preciso que el Gobierno central "tome nota de lo que está ocurriendo en Melilla" y criticó el silencio de los parlamentarios melillenses a la hora de "ser la voz de la reivindicación de las necesidades de la ciudad". Una denuncia que ratificaron los integrantes de Compromís, porque en la sesión de ayer que se trató de los Presupuestos Generales del Estado "no se ha hablado de Melilla". En este sentido, denunció Aberchán "la sumisión a los partidos nacionales, PP y PSOE," de las formaciones en Melilla, algo que "lleva a secuestrar los intereses de los melillenses".