www.melillahoy.es

Entre ayer y hoy se está llevando a cabo en la ciudad el tercer encuentro MUS-E con profesionales de Ceuta y Melilla

Antonio Bravo, la gerente Anabel Domínguez, Juan Ángel Berbel y María Luisa Abarca
Antonio Bravo, la gerente Anabel Domínguez, Juan Ángel Berbel y María Luisa Abarca

MUS-E, el programa que revoluciona los centros educativos y enseña valores a los más pequeños

viernes 18 de enero de 2019, 04:00h
Entre ayer y hoy se está llevando a cabo en la ciudad el tercer encuentro MUS-E con profesionales de Ceuta y Melilla bajo el lema ‘Pasando a la Acción’. Los directores de los colegios definieron MUS-E como el programa que “a través de diferentes disciplinas como el arte, la música y la danza revoluciona los centros educativos y enseña valores a los más pequeños”. Este tercer encuentro, cuenta con la participación de 13 representantes de centros educativos de Ceuta y unos 10 centros de Melilla en los que se desarrolla el programa en colaboración con el Ministerio de Educación.
María Luisa Abarca del CEIP Andrés Manjón de Ceuta, agradeció a la Fundación MUS-E por permitir el encuentro con Melilla cree que es “una población muy cercana a Ceuta y una gran desconocida”.

También, expuso que el centro está situado en el centro de la ciudad “con no buena fama y alumnos conflictivos pero MUSE nos ha servido para darle la vuelta por competo, de ser un centro que no recibía solicitudes para matricularse hoy en día tenemos hasta listas de espera”.

Abarca resaltó que “gracias a MUS-E nos hizo cambiar el programa del centro, revolucionarlo, y aportarnos algo tan importante como la interiorización de valores a través de las artes y a ser sobre todo personas completas”.

Antonio Bravo del colegio Ramón y Cajal de Ceuta, expresó que fue junto al Príncipe Felipe el primer colegio en tener MUS-E en el 2001 les ha dado “todo”. “Es un programa al que le dimos una vuela y ya no es ese artista que viene una hora sino que se prepara cualquier actividad y el MUSE está presente”.

También, apuntó que junto a María Luisa crearon una red MUSE “muy modesta” en la que hicieron un intercambio de alumnos, con representaciones de cada curso. “Nuestro colegio no está en una zona muy buena, los chicos no habían salido y no se habían subido nunca en autobús y fue una experiencia estupenda”, dijo.

David Pérez del CEIP Reina Sofía, explicó que el colegio está situado en la barriada del Príncipe y tiene unas peculiaridades y necesidades de familias que coinciden “de lleno” con la filosofía del programa.
“Somos nuevos, llevamos solo tres cursos escolares y disfrutar del arte es una maravilla, tenemos tres disciplinas artísticas y estamos encantados”, expuso.

David González del CEIP Príncipe Felipe, indicó que el centro está situado “en una barriada complicada y nos encontramos con un alumnado con un nivel socioeconómico muy bajo con familias en las que los padres o madres están en la cárcel o han estado y cumplíamos todas las condiciones para participar en el programa que busca la inclusión social”.
“El programa es muy positivo porque nuestro alumnado siempre ha sido musulmán, esa distinción que tienen entre chicos y chicas, esos valores están haciendo posible que a través del programa mejoren la convivencia”, resaltó.

La coordinadora de los artistas, Maribel Dimas, indicó que lleva trece años colaborando con el programa MUS-E y su punto de vista es “diferente” porque cuando va a la clase intenta trasmitir desde la danza algunos valores. “No voy a hacer un baile, quiero ver el proceso, enseñarles a ser creativos, vivir en colectivo, etc”.

Además, destacó que “colegios como el Mediterráneo que era indispensable que los niños se tocasen han bailado juntos ritmos latinos”.
“Para nosotros es importante que el centro se involucre y que el tutor participe porque se crea una magia, los alumnos ven todo más cercano y todo mejora”, concluyó.

“La mejor forma de definir MUS-E es verlo”
Juan Ángel Berbel, director provincial de Educación, dio las gracias a la gerente de la Fundación Yehudi Menuhin porque cree que “este tipo de actividades a través de la música permite sensibilizar y dotar a los alumnos de recursos”. También, apuntó que la mejor manera de describir el programa MUS-E es “verlo actuar en los centros educativos, he visto algunos ensayos y te das cuenta de los grandes valores que trasmiten de convivencia, tolerancia, diversidad cultural, etc”.

El director provincial dejó claro que este tipo de iniciativas “siempre va a tener respaldo institucional porque lo consideremos necesario además de que todos los centros que tienen este programa han pedido que dure el curso entero porque se crea una cierta magia entre los integrantes de los grupos”.