www.melillahoy.es

Un total de 21 expertos de la Unesco se reunirán estos días en la ciudad para tratar la espiritualidad y los rituales en las rutas de la seda

Diferentes expertos de la Unesco se han dado cita en Melilla hasta el 25 de enero
Diferentes expertos de la Unesco se han dado cita en Melilla hasta el 25 de enero

“Se ha elegido Melilla porque es un ejemplo de coexistencia entre religiones y visiones”

miércoles 23 de enero de 2019, 04:00h
Melilla desde ayer se convirtió en el centro neurálgico de los diálogos y la cultura de paz en la que un total de 21 expertos de la Unesco se reunirán para tratar la espiritualidad y los rituales en un proyecto internacional relacionado con las rutas de la seda. Uno de los responsables, Aly Moussa, señaló que han elegido Melilla “porque es un ejemplo de coexistencia entre religiones y diversas visiones” además de así poder conocer “el secreto” de la ciudad.
Aly Moussa, responsable de las rutas de la seda, explicó que se ha elegido Melilla porque es una ciudad histórica que practica el dialogo y han decidido hacer esta actividad con el Gobierno local ya que la ciudad está en el itinerario de las rutas y del dialogo entre religiones, culturas, haciendo que tenga un sentido particular.

Además, cree que Melilla “puede dar experiencia porque es un ejemplo de coexistencia entre religiones y diversas visiones”, y la reunión les permitirá conocer “el secreto de la ciudad porque guarda una coexistencia pacífica y positiva mientras que en otros lugares del mundo hay conflictos”.

Por último, dio la enhorabuena a Fadela Mohatar por explicarles lo que era Melilla, “no es únicamente una valla o la inmigración”. “Gracias a su colaboración y entusiasmo por organizar esta reunión con el apoyo del Gobierno de la Ciudad”, concluyó.

La consejera de Cultura recordó que desde hace tiempo desarrollan “un trabajo para impulsar la visibilidad de Melilla y poder retomar el proyecto de pedir la declaración de la ciudad como patrimonio de la humanidad”.

Asimismo, cree que es “simplemente un intento más que nos pueda armar el proyecto que se prepara para presentarlo ante el Consejo de Patrimonio del Ministerio que es el que tiene que elevar a propuesta a Unesco, encargada de aprobar estas declaraciones”.

También, Mohatar señaló que la Unesco está inmersa dentro de su trabajo de cultura de paz en desarrollar un instrumento que sirva para luchar contra la intolerancia, avanzar en los mensajes de paz y para ello, han decidido rescatar un proyecto que inició Federico Mayor hace 30 años con la implicación de muchos países para avanzar en esas interacciones.

Cultura ha conseguido que una de sus reuniones de los expertos sobre espiritualidad y rituales pueda hacerse en Melilla. Hoy comenzarán un trabajo interno con ellos que han venido para abordar diferentes temáticas, proponiendo a Vicente Moga como director del archivo central y al catedrático Sebastián Sánchez de la Universidad de Granada.

La consejera destacó que el Ejecutivo pondrá en valor “la gran singularidad, especificidad, de ese ejemplo en esas interacciones culturales”. “Nuestro ejemplo es extrapolable a otras ciudades, no queremos que dejen a la ciudad como una anécdota sino que aprendan de nosotros y se fije en que es una realidad que hay que preservar”, dijo.

Por último, apostilló que se han preparando actividades paralelas para que conozcan la ciudad, “estamos convencidos de que van a quedar admirados y así llamar la atención de la Unesco para tener un referente claro”.