www.melillahoy.es

La Escuela Taller de Flamenco inaugura el nuevo curso académico

La Escuela Taller de Flamenco inaugura el nuevo curso académico
(Foto: Guerrero)

En esta ocasión son 77 los alumnos matriculados en las tres disciplinas del centro

viernes 25 de enero de 2019, 04:00h
En las instalaciones cedidas por el colegio la Salle al Instituto de las Culturas, ayer se llevó a cabo el acto de presentación del nuevo curso a los alumnos matriculados este año. En esta toma de contacto, los profesores dieron a conocer los horarios de las asignaturas, los grupos que se han confeccionado y algunos de los eventos que se desarrollarán a lo largo de este 2019.
A las siete de la tarde de ayer se realizó el acto de presentación del curso 2019 de la Escuela de Flamenco de Melilla que este año cuenta con un total de 77 alumnos matriculados en sus diferentes asignaturas (guitarra, cajón y cante flamenco). Los profesores han explicado, a los nuevos alumnos que, el flamenco es "un estilo musical difícil de interpretar pero con práctica y sentido podemos conseguir buenos resultados".

En la escuela hay diferentes niveles: principiantes, medio y avanzado. Los objetivos marcados para los primeros son los de conseguir tocar sevillanas, rumbas y tangos. Para el nivel medio, introducción a palos jondos del flamenco como solea, alegrías, fandangos; y los más avanzados, palos con mayor complejidad como bulerías, o seguiriyas, pero sobre todo conseguir improvisar con los recursos aprendidos.

Durante la presentación, los profesores han querido que alumnos de años anteriores les cuenten a los nuevos su experiencia en la escuela y han comentado que en la escuela "no solo se aprende a tocar la guitarra, el cajón o cantar, sino que también formas parte de una gran familia porque el flamenco, como estilo musical, consigue unir a las personas interpretando sus diferentes palos y olvidar las pequeñas diferencias".

Los profesores y alumnos han mostrado su agradecimiento al instituto de las culturas por su apoyo con la Escuela, al permitir que cada año "siga fomentando el flamenco en la ciudad, y llegar a todas las culturas que conviven en la ciudad a través del alumnado, ya que en la escuela hay matriculado alumnos de todas las culturas y edades". La Escuela no hace sino crecer, y ha pasado de 33 a 77 alumnos en apenas dos cursos .