www.melillahoy.es
Presentación de Foro Melilla, en Madrid
Presentación de Foro Melilla, en Madrid

Foro Melilla, una iniciativa necesaria para impulsar el cambio de modelo económico en nuestra ciudad

Las realidades y necesidades que motivaron el nacimiento de esta idea están hoy día más vigentes si cabe que en el momento de su concepción, dado el progresivo declive de una economía melillense que, acomodada en lo público, se marchita lentamente

martes 05 de febrero de 2019, 12:15h
Foro Melilla fue, en el momento de su concepción, uno de los proyectos más ambiciosos que han visto la luz en nuestra ciudad. Una iniciativa para promocionar en el exterior la imagen de Melilla y de sus muchas ventajas competitivas y fiscales, y que pretendía servir de puente entre la Ciudad Autónoma y el desarrollo que impulsa la iniciativa privada allí donde se implanta. Pese al extraordinario potencial de la idea, languideció por imposición de las circunstancias, si bien hoy día vuelve a ser necesario, más que nunca, que exista una iniciativa de este tipo para operativizar en necesario cambio de modelo de nuestra ciudad.
Foro Melilla fue en su momento, y sigue siendo en la actualidad, uno de los proyectos más ambiciosos y que más pueden contribuir a potenciar la imagen de Melilla en el exterior, así como a desarrollar las relaciones de nuestra ciudad con su entorno cercano, relaciones muy necesarias para ambos actores y que, por malas decisiones a ambos lados de la frontera, se han visto profundamente afectadas en los últimos tiempos.
Foro Melilla, que nació como una iniciativa personal de nuestro editor, Enrique Bohórquez López-Dóriga, allá por 2008, se materializó en su día frente a una necesidad “urgente y multilateralmente admitida”, como afirmaba el propio Bohórquez, situación que, hoy en día, es precisamente más urgente, si cabe, y desde luego más conocida de lo que era en el momento del nacimiento de esta idea. La crisis, los cambios de gobierno y las circunstancias engulleron y diluyeron un proyecto que, hoy día, conserva sus principios y motivaciones tan vigentes y de actualidad como antaño.
En una economía que avanza a pasos agigantados hacia el colapso y que hace tiempo que se acomodó en las garras de lo público, la Ciudad Autónoma de Melilla desempeña un papel crucial a la hora de apoyarse en iniciativas e instrumentos nuevos para dinamizar la vida económica de la ciudad, dar a conocer sus ventajas fiscales, atraer el interés del turista y el inversor marroquí y para muchas cosas más. Si la ciudad brinda un apoyo firme, decidido y continuo a iniciativas de semejante calibre, como en su día el propio presidente Imbroda se comprometió a hacer, la reconversión del modelo económico de Melilla podría ser un reto mucho más alcanzable de lo que algunos pájaros de mal agüero vaticinan, eso sí, siempre de la mano y bajo la dirección de la empresa privada y los empresarios, que son quienes asumen los riesgos de la inversión y sufren las consecuencias tanto de sus errores como de las políticas económicas mal dirigidas.
Melilla debe crecer, y la disyuntiva de si hacia el norte o hacia el sur es accesoria: Melilla ha de extenderse hacia donde los empresarios consideren que tienen más posibilidades de medrar, de conseguir beneficios y generar empleo, riqueza y desarrollo, y es este el principal objetivo de Foro Melilla, objetivo que la iniciativa pretende alcanzar a través de la promoción de la ciudad y la atracción, gestión e implantación de iniciativas de inversión en todos los ámbitos imaginables: juego, comercio, ocio, banca, energía o gestión de residuos, por ejemplo, son sólo algunos de los muchos campos de explotación de una iniciativa que, como dijo el propio Bohórquez en su día, “es un filón de extraordinario potencial”.
La idea de desarrollar Melilla no puede concebirse de espaldas al país vecino, pese al empeño de algunos. Marruecos es todavía un país en vías de desarrollo que, a medida que crece, va demandando cada vez más servicios especializados que Melilla, con la adecuada promoción y apoyándose en su extremadamente ventajosa situación fiscal, podría aprovechar para crecer. Sin su entorno, el desarrollo de Melilla sería demasiado pequeño, y sin Melilla, el desarrollo del Rif será demasiado lento.
Foro Melilla puede, debe, contribuir poderosamente al desarrollo económico, cultural y social a ambos lados de la frontera.