www.melillahoy.es

Delegación confirma la exigencia del permiso de importación para la entrada del pescado

Puestos de pescadería del mercado central
Puestos de pescadería del mercado central

De hacer los trámites a través de un agente de aduanas, el incremento del coste a los importadores será de unos 30 céntimos por Kg

jueves 07 de febrero de 2019, 04:00h
La Delegación del Gobierno en Melilla informa que a partir del 15 de febrero la importación de pescado al territorio nacional desde un país que no pertenezca a la Unión Europea, en este caso Marruecos, deberá contar con el Documento Veterinario Común de Entrada (DVCE), lo que supondrá exigir los mismos requisitos en vigor para la fruta y la verdura.
Los pescaderos melillenses, según recogía este Diario, se quejaban de que se les obligará a tener que contar con un permiso de importación a la hora de poder pasar mercancía desde el país vecino, una exigencia que consideran es una traba que incrementará el precio del producto, siempre que Marruecos acepte facilitarles esta documentación, algo que ponen en duda.

Documentación
En una nota de prensa, Delegación señala que el Documento Veterinario Común de Entrada (DVCE), que se exigirá en Melilla a partir del próximo 15 de febrero, vendrá a ser "un trámite igual que el que, desde hace mucho tiempo, cumple la importación de fruta y verdura desde Marruecos a nuestra ciudad".

Este documento, que es una exigencia del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en todo el territorio nacional, también se va a implantar en nuestra ciudad en aras de" asegurar una mejor trazabilidad de los productos que llegan a los distintas pescaderías y mercados de la ciudad desde Marruecos".

En este sentido, la Delegación del Gobierno deja claro que la importación de pescado desde Marruecos requerirá el DVCE, así como una factura de los productos comprados y una declaración jurada del importador en la que coste el lugar de compra de este pescado.

El DVCE, que es un trámite electrónico, lo pueden rellenar los mismos importadores, cumplimentando los códigos que facilita el Ministerio de Sanidad desde la propia página ministerial de forma totalmente gratuita.

En caso de gestionar todos los trámites a través de agentes de aduana, "el incremento del coste será de entre 20 y 30 céntimos de euros por kilogramo de pescado importado".

Desde el área de Agricultura de la Delegación del Gobierno se mandó el lunes de esta semana un escrito a cada pescadería y puesto de pescados de Melilla explicándoles la entrada en vigor de esta exigencia del Ministerio y, dejando claro que para cualquier aclaración o mayor información serán atendidos en la Delegación del Gobierno.