www.melillahoy.es

Cs pide que se negocien mejores horarios para las líneas OSP a Sevilla, Granada y Almería

Cree que son “parches y cortinas de humo para disipar la realidad del transporte aéreo durante la época electoral”

sábado 09 de febrero de 2019, 04:00h
Ciudadanos Melilla (Cs) criticó ayer los horarios establecidos para las líneas aéreas que conectarán nuestra ciudad con Granada, Almería y Sevilla desde el 1 de mayo, declaradas como Obligación de Servicio Público (OSP), y reclamó que se negocien otros que se adecuen al interés general. En rueda de prensa, el portavoz de Cs en la Asamblea, Eduardo de Castro, solicitó tanto a la Delegación del Gobierno como a la Ciudad Autónoma que luchen de verdad por satisfacer las demandas de la ciudadanía en materia de transporte aéreo.
Aunque aplaudió estas líneas OSP y el aumento anunciado de frecuencias en los enlaces aéreos con Málaga y Madrid, consideró que no son más que “parches y cortinas de humo para disipar la realidad del transporte aéreo durante la época electoral”. Todo ello, recordó, después de que los melillenses hayan sufrido recortes en su movilidad con la supresión de las líneas de Granada y Almería y de varias conexiones en las de Málaga y Madrid.
A ello se le suma, criticó De Castro, los “constantes retrasos y cancelaciones de los pocos vuelos que se operaban desde la ciudad”, lo que ha dado lugar a unas graves carencias que Cs lleva denunciando desde hace meses, “con el silencio cómplice del Gobierno” central.
De Castro se mostró muy crítico con los horarios propuestos por la única compañía que opta a la OSP, Air Nostrum, ya que opina que han sido confeccionados teniendo en cuenta su propio y exclusivo interés estratégico.
Por ejemplo, mostró su desacuerdo con el hecho de que no haya uniformidad de horario a lo largo de la semana de operaciones, con hasta cinco horarios diferentes en las líneas de Melilla con Granada y Almería, y también cree que las horas de los vuelos son las menos adecuadas para el interés general.
Respecto al enlace con Sevilla, que el líder de la formación naranja calificó como “muy importante, estratégicamente”, lamentó que solo opera viernes, sábado y lunes, lo que obliga a quien quiera pasar un fin de semana en la capital andaluza a regresar de Sevilla el lunes a las 15.00 horas. “¿No sería más lógico habilitar vuelos en domingo?”, espetó el portavoz naranja, que sospecha que “quizás a Air Nostrum le interesa más evitar que la implantación de esta nueva ruta pueda afectar el número de pasajeros que utilizan la vía de Málaga”.
De Castro recordó que la OSP está sufragada por todos los ciudadanos con sus impuestos, “pero se confecciona pensando en los intereses de una compañía privada, totalmente legítimos, y no en el interés general de la población”, por lo que se preguntó por qué estos horarios no fueron establecidos previamente en el pliego de condiciones por la Delegación del Gobierno para que las compañías se ciñeran a unos márgenes horarios de máxima ocupación.
Se preguntó si las autoridades “no se dan cuenta de que así recuperamos las líneas que habíamos perdido pero en peores circunstancias que cuando las operaba libremente Air Nostrum”, y confió en que aún hay tiempo para negociar mejores horarios para las nuevas rutas, por lo que espera que la postura no sea la de echar balones fuera.

Billetes baratos
“Ya nos han demostrado que, cuando hay interés, las cosas se consiguen”, dijo el líder de la formación naranja, quien recordó cómo el Gobierno de Melilla dijo no poder hacer nada cuando se suprimieron frecuencias con Málaga y Madrid o cuando los melillenses sufrieron constantes retrasos y cancelaciones en los vuelos.
Sin embargo, señaló que después de que la Ciudad Autónoma haya suscrito los convenios con aerolíneas y navieras para abaratar el transporte a turistas y residentes con dos millones de euros, Air Nostrum ha anunciado el restablecimiento de los enlaces con Madrid y Málaga.
“Air Nostrum lo vende como parte de su campaña de imagen al demostrar su compromiso con Melilla y el PP se apunta el tanto de haber logrado influir en una compañía privada a favor de los intereses de los melillenses. Y lo peor es que somos nosotros, los melillenses, los que pagamos esos 2 millones de euros”, apuntó.
De Castro apostó por soluciones definitivas a los verdaderos problemas de Melilla porque dice estar convencido de que existe otra forma de hacer las cosas: la que mira por el interés de todos los ciudadanos por encima del interés particular de un partido político.